Por Felipe Costa
6 abril, 2021

Lee Wong se mudó de China a Estados Unidos, enlistándose muy joven en el ejército, donde sirvió durante 20 largos años. Solo mostrando sus heridas de guerra ha podido callar las bocas de todos aquellos que hasta el día de hoy no lo consideran patriota por su origen asiático.

Dar la vida en guerra por un país, nunca es sencillo, menos si se trata de hacerlo por una nación en la cual uno no se crió. Los sentimientos deben ser realmente demostrados o en caso contrario pueden ser puestos en duda. Para Lee Wong, veterano de las fuerzas del ejército estadounidense, la lucha nunca ha terminado, pues luego de la guerra, se vio enfrentado a lidiar con el racismo.

West Chester Ohio

Lee Wong tiene actualmente 69 años, pero cuando era joven, se mudó desde China a Estados Unidos junto a su familia. Con el estallido de la Guerra Fría, se enlistó en el ejército, donde entregó 20 años de su vida, en los que tuvo que soportar comentarios ofensivos cada vez que llevaba puesto su uniforme.

Hoy, a 51 años de estar viviendo en Estados Unidos, Wong ejerce como el fideicomisario de West Chester y pese a su historia como servidor público, continúa recibiendo comentarios de gente que lo llama antipatriota.

West Chester Township Board Meeting

Wong comentó en una reunión de fideicomisarios, que el problema del racismo en Estados Unidos se extiende a diferentes razas, entre ellas la asiática, que históricamente ha sido menospreciada, y hoy especialmente, sufre el acoso de una parte de la población que los amedrenta relacionándolos con el coronavirus, o “el virus chino”.

En el discurso, que Wong dijo no haber preparado puesto que no sabía con anterioridad que iba a hablar, dio su punto de vista sobre la situación actual del país y el último tiroteo en Atlanta, que dejó a 8 personas muertas, incluidas 6 asiáticas. Mientras hablaba confesó lo duro que ha sido para él entregar su vida al país y que aún así duden de su patriotismo.

Meaaww

“Aquí está mi prueba. Esto se sustenta en mi servicio en el ejército de los Estados Unidos. Ahora, ¿es esto lo suficientemente este patriota?”, dijo Wong mientras se desabotonaba la camisa y mostraba sus cicatrices de guerra.

West Chester Township Board Meeting

Según comentó el veterano al medio The Enquirer, improvisó según como se sentía. La rabia acumulada salió a la luz en forma de un fuerte testimonio visual que decía mucho más que sus propias palabras.

“Durante años estuve enojado con el mundo y odié a los blancos, hoy estoy casada con una mujer blanca”, dijo Wong, en el discurso grabado que dio la vuelta al mundo, conmoviendo a millones.

Asegura que hoy ya no siente vergüenza de él, ni de portar el uniforme o de ejercer como fideicomisario. Hoy está en paz consigo mismo, pero desea que así sea con el resto de ciudadanos estadounidenses que ven en la gente de otras razas, un motivo para discriminarlas, generando odio y crímenes que lamentar.

Puede interesarte