Por Constanza Suárez
6 marzo, 2019

Arlén Aliaga llegó feliz, pero también nerviosa, hasta el Liceo 1 en Santiago de Chile para su primer día. No soportó más discriminación.

Ser diferente en el mundo es todo un desafío. Si no encajas en los estereotipos y moldes impuestos por la sociedad, entonces te ves expuesto a un sinfín de ataques, sufrimientos y discriminación.

Por eso cuando alguien tiene la valentía de pararse frente al mundo orgulloso de su diferencia, es digno de elogiar.

Arlén Aliaga, se convirtió en la primera joven trans en matricularse en una escuela solo para mujeres en Chile. Y el 5 de marzo tuvo su primer día en el establecimiento, donde acaparó toda la atención del país.

Agencia Uno

Es que su ingreso al Liceo 1 en Santiago es un momento “histórico”, como ella misma lo catalogó ante los medios locales que la acompañaron durante su jornada inaugural. Esta escuela es solo para mujeres y es uno de los llamados “emblemáticos” del país, que gozan de gran prestigio.

La joven estudiaba en el Liceo Barros Borgoño, escuela históricamente de solo hombres, donde confesó se sentía discriminada porque no la dejaban usar su uniforme de mujer. Por esto, decidió luchar por sus derechos y con la ayuda del alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, logró ingresar a su nuevo establecimiento educacional.

SEBASTIAN BROGCA/AGENCIAUNO

El hecho llamó la atención mundial e incluso la reconocida actriz nacional, Daniela Vega, le dedicó unas palabras en su cuenta de Instagram. “Volver a Chile y conectarme con tu historia. Y tantas otras… quisiera dedicarte esta mañana a ti, bella Arlén. Cuando el silencio pareció el sonido más agudo, te aferraste a tu batalla, y las batallas son siempre colectivas, por eso son siempre poesía y camino.”, escribió como parte del mensaje.

View this post on Instagram

Volver a chile y conectarme con tu historia. Y tantas otras… quisiera dedicarte esta mañana a ti, bella Arlén. Cuando el silencio pareció el sonido más agudo, te aferraste a tu batalla, y las batallas son siempre colectivas, por eso son siempre poesía y camino. Una tapia gastada por el tiempo a Merced de un deseo, convicción. Movimiento. Transición. Vértigo. La madera no habla por sí sola, se deja marcar por el calendario. Como todo, cómo todos. Termina cediendo a la belleza insoportable de la Luz y la deja pasar , siempre, inevitablemente. En la memoria. Es la memoria. El tiempo es indiferente, el cuerpo un archivo conquistado. A ti Arlén, y a todas las personas que refundan los bordes, que amplían los límites del pensamiento. A tu biografía adornada de dignidad, y a todas esas historias que no vieron la primavera florecer… | I’m back in Chile and your story reaches me. As many others… I’d like to dedicate this morning to you, belle Arlén. When silence became the sharpest noise, you hold to your battle, and battles are all collective – that’s why battles are always poetry and a road. A garden wall rotten by time, by desire, by a deeply held conviction. Movement. Transition. Vertigo. A piece of wood doesn’t speak by itself, but it’s marked by the calendar. Like everything, like all of us. In the end, can’t help to resist the unbearable beauty of light, and let is pass, always, inevitably. In memory. It’s memory. Time is indifferent, the body is a conquered archive. This is for you, Arlén, and all the people who are shaping the borders, who are widening the limits of thinking. This is for your biography adorned with dignity, and for all the stories that never witnessed the spring to blossom… #RebeldiaResistenciaAmor

A post shared by Daniela Vega (@dani.vega.h) on

Puede interesarte