Por Valentina Miranda
12 octubre, 2021

Sara Duncan le dijo a Joe que se quedara en casa por trabajar turnos de 12 horas durante 6 días y así descanso, pero él se negó a que ella y su hijo fueran solos a la sala de emergencias. “Eso es el amor. Eso es ser marido”, publicó la estadounidense en Facebook.

Seguramente la mayoría de las personas tienen ciertos prejuicios o generalizaciones, como aquella que dice que las madres son más preocupadas y cuidadosas con sus hijos que los padres. Seguramente habrá algún ejemplo de esto en cualquier parte, pero es una idea tanto errónea como injusta para algunos.

Precisamente una madre y esposa llegó para demostrarlo con un caso en el que su marido fue protagonista. Sara Duncan, quien vive en Missuri (Estados Unidos) junto a él, cuyo nombre es Joe y se dedica a trabajar como técnico de cemento, algo que suele agotar. Sobre todo si ocupa muchas horas.

En esta historia, publicada por Sara en Facebook, ambos tuvieron que ir a la sala de emergencias del hospital para atender un asunto. Joe había trabajado 12 horas durante seis días en el último mes, por lo que estaba exhausto como para hacer otra cosa. Tal como indicó ella, le pidió que se quedara en casa para descansar pero se negó firmemente y fue con ellos.

Facebook: Sara Duncan

Una vez en el lugar de la cita médica, Joe hizo lo que pudo para mantenerse despierto, pero la lucha fue difícil y no pudo vencer al sueño. Algo completamente entendible, llevaba mucho tiempo despierto y trabajando duro. Así que al poco tiempo se quedó dormido en el piso de la sala de emergencias con la cabeza apoyada en la silla de su pequeño hijo.

Ella no dudó en fotografiar el momento, pero no para burlarse ni quejarse, sino para destacar el esfuerzo que él había hecho para acompañarlos. Bien pudo quedarse en casa durmiendo, pero prefirió sacrificarlo por su familia.

Facebook: Sara Duncan

“Lo que algunos pueden ver: un papá durmiendo mientras mamá permanece despierta sosteniendo a su bebé dormido en la sala de emergencias a las 2 AM. Lo que veo: un papá durmiendo en el piso duro de una sala de emergencias después de trabajar turnos de 12 horas 6 días a la semana durante el último mes, a pesar de que su esposa le pidió que se quedara en casa y descansara porque no quería que sus bebés entraran solos”, escribió Sara en la publicación de Facebook.

Ella sabe muy bien que aveces la maternidad es compleja porque el padre no puede esta siempre debido al trabajo u otras circunstancias, pero que también hay buenas intenciones y esfuerzos para aportar lo mejor posible. “Porque no quería que su esposa tuviera que hacerlo por su cuenta, sin importar lo exhausto que estuviera. El matrimonio y la paternidad no son 50/50. Algunos días lo es. Otros días es 60/40, 70/30 o incluso 80/20”, señaló en la red social.

Facebook: Sara Duncan

“Tienes que estar dispuesto a tirar de tu peso, sin importar lo que tu pareja necesite ese día. Eso es el amor. Eso es ser marido. Eso es ser papá”, escribió Sara en la misma foto. “¡Y no querría hacer esta vida con nadie más! ¡Gracias por todo lo que haces por nosotros, papá! ¡Te amamos!“, concluyó en su publicación.

Siempre se agradece tener a alguien con quien contar en los momentos más difíciles.

Puede interesarte