Desde ahora no volveré a quejarme por caminar demasiado.

El amor por los nietos, según dice mi abuela, es único. Es ser madre por segunda vez, pero de una manera distinta. Educas pero también malcrías. Y bien sabe de esto Shu Yuying, una abuela que está dispuesta a todo, literalmente TODO, por el bienestar de su nieto. Hay historias que conmueven, pero esta, sin duda te llegará al alma.

Si alguna vez te haz quejado por tener que caminar mucho a algún lugar, definitivamente dudo que conozcas esta historia.

Shi Yuying es una mujer de 76 años que camina todos los días cerca de 24 kilómetros.

Pear Video

Resulta que su nieto fue diagnosticado con parálisis cerebral cuando sólo tenía dos años, y su abuela no se rindió. En cambio, ha decidido que el niño debe ser educado en la escuela, así que empuja su silla de ruedas todos los días para que él pueda aprender nuevas cosas, y le ha ido bien, según la mujer, pese a su condición, es muy hábil en matemáticas.

Pear Video

Jiang Haowen, de nueve años, tiene problemas de coordinación y movilidad principalmente, y según NHS Choices, este tipo de parálisis ocurre antes, durante o poco después del nacimiento.

Pear Video

Como los padres del niño están divorciados, y ninguno se hace cargo de él, la abuela prometió que «Mientras me queden fuerzas, continuaré ayudándolo».

La admirable mujer debe hacer cuatro viajes a la escuela todos los días, una vez en la mañana, otra al mediodía, una por la tarde y la última por la noche. Antes usaba una bicicleta para trasladarse, sin embargo el año pasado, las autoridades de su pueblo le regalaron una silla de ruedas. Eso facilitó mucho más las cosas.

Pear Video

Sin embargo, según los doctores, su nieto no se mejorará jamás. Si bien puede ser más independiente con ayuda de distintas terapias y medicamentos, el diagnóstico arrojó que su parálisis no tiene cura. Por ello, su abuela lucha porque el niño pueda tener una buena calidad de vida y educación.

¡Más abuelas como esta en el mundo!

Puede interesarte