Por Alvaro Valenzuela
2 agosto, 2016

«Cuando tuiteé eso era más un sueño y una aspiración. Una meta tiene que ser algo realista…»

Morolake Akinosun tenía 17 años el año 2011 y soñaba con competir en unos Juegos Olímpicos (JJ.OO.). Se veía corriendo en la pista de atletismo, representando a su país y se imaginaba, por qué no, parada en un podio con una medalla colgada. También se veía graduada de una universidad con un título bajo el brazo. Todo eso lo tuiteó y quedó grabado para siempre y hoy, 5 años después, está a un paso de conseguirlo.

El 28 de julio de 2011 Akinosun publicó en su cuenta de Twitter este post que enumeraba sus metas justo cuando estaba graduándose de la secundaria. Escribió sobre sus objetivos deportivos y educativos que ahora el año 2016 están sucediendo

«En 2016 tendré 22 años, me graduaré de una universidad que aún no he escogido e iré a las olimpiadas (:»

Ella competirá en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y a final de este año se graduará de la Universidad de Texas.

Stephen Spillman / AP
Stephen Spillman / AP

Según reveló la atleta a BuzzFeed News justo antes de escribir su tuit profético ella estaba mirando el Mundial de Atletismo en televisión y eso la tiene que haber inspirado. En aquellos tiempos estaba en una secundaria en Illinois y después entró a una universidad del mismo estado. En 2013 decidió seguir a su entrenadora Tonja Buford-Bailey e ingresó a su escuela actual de donde se graduará en diciembre.

«Cuando tuiteé eso era más un sueño y una aspiración. Una meta tiene que ser algo realista… [en 2011] no estaba en el nivel todavía y no estaba segura si algún día llegaría a estarlo, pero obviamente quería estar ahí«.

Ahora será parte de la delegación de Estados Unidos que viajará a Río de Janeiro a participar en los Juegos Olímpicos. Ella competirá en la posta de relevos 4×100 que se efectuará el 18 de agosto.

Cliff Hawkins / Getty Images
Cliff Hawkins / Getty Images

Akinosun contó que no podía creer que había logrado clasificarse a los JJ.OO. en el momento en que se realizaron las pruebas de clasificación en la ciudad de Eugene, Oregon.

«Cuando crucé la línea de meta en Eugene unas semanas atrás fue un momento de incredulidad… y de pronto me di cuenta que iría a las Olimpiadas y comencé a llorar».

Cuando descubrió el tuit que había escrito a los 17 años se dio cuenta del largo camino que había recorrido y de como estaba a punto de cumplir todo lo que se había propuesto. Por eso decidió escribir una reflexión:

«Tuiteé esto hace 5 años. Es 2016. Me gradúo en diciembre de Texas. Iré a los Juegos Olímpicos la próxima semana…»

Su tuit se volvió viral al poco tiempo y ya ha sido compartido casi 200 mil veces.

«Me repito constantemente ‘cree en ti misma’. En 2011 realmente creía que era mi meta. Soñé en grande y fui capaz de lograr mi sueño«.

Y también contó acerca del esfuerzo que tuvo que realizar y dejó una inspiradora lección:

«No siempre fue fácil y nadie sabe el esfuerzo que hice entre esos cinco años y dos tuits. Trabajé, mucho, muchísimo, duramente, durante estos cinco años y fui tras mi sueño. Así que si tienes un sueño, me gustaría incentivar a otras chicas que sigan adelante y lo persigan, sin importar cuan grande sea ni cuanta gente diga que es inalcanzable. Es tuyo, ve por él«.

¡Un gran ejemplo!

¿Qué opinas al respecto?

Puede interesarte