La dedicación es la clave de cualquier regalo, ¡mira cómo es por dentro!

Todas las madres del mundo creen que la carta del Día de la Madre que le hacen sus hijos cada año es la más bella y tierna del mundo. Pero con ésta, estamos todos de acuerdo; realmente es una de las mejores.

Una niña nació de una madre ciega y no podía hacer cartas del Día de la Madre como el resto de sus amigas, ya que su madre no podría leerlas. Tampoco podía mostrarle dibujos, serían indescifrables para su madre. Entonces decidió hacer algo genial: crear cartas con texturas y en braille.

Cada año, esta niña crea cartas asombrosas que le permiten a su madre sentir con sus dedos el mensaje de su hija.

«Todos los años, desde que pude sostener un lápiz (y luego una máquina de braille) he hecho sus tarjetas», dijo la pequeña

Cada año, esta dedicada hija compra tarjetas y las personaliza para que su madre pueda leerlas.

3ZY7Cjx

imgur

Encontró la tarjeta táctil perfecta. Con lentejuelas para que su mamá pueda leer a través del tacto

El papel de esta tarjeta tenía el grosor perfecto para la escritura en braille.

vGTnOOQ

imgur

La pequeña ya tiene 15 años de práctica

Pero sigue cometiendo errores. La escritura en braille es difícil, ya que las palabras deben ser escritas por el revés.

980x

louisbrailleschool

Así quedó la tarjeta después de corregir algunas letras que le faltaban

J3NrKoG

imgur

Un ejemplo para todos, niños y adultos.

Puede interesarte