Por Daniela Morano
7 diciembre, 2017

Las fotos nos rompieron el corazón.

Nikki Salgot de Michigan vivió su peor pesadilla hace sólo un mes atrás. A sus 29 años estaba preparando uno de los momentos más importantes de su vida: su boda. Se casaría con su novio, Collin Rose, quien trabajaba como oficial de policía en la universidad del estado de Wayne. Pero hace unos días perdió la vida mientras estaba de turno cuando recibió un balazo que lo mató instantáneamente.

Como es de esperarse, Salgot estaba deprimida. Pero no quiso que el dolor fuese lo principal en su vida, y por eso le pidió a su amiga fotógrafa, Rachel Heller, que le tomara fotos como tributo a su novio.

Rachel Smaller Photography

Aunque las dos no habían hablado hace 10 años, Heller vio la noticia de Salgot y no dudó en ayudarla. Ella recientemente se había casado pero decidió mantener la noticia en secreto por respeto a su compañera.

“Cuando ella salió del coche, era un día despejado. Era la viva imagen de dolor y resiliencia y fuerza, todo al mismo tiempo. Pensé, tengo que tomar fotos que cuando las personas las vean, sientan como me sentí cuando la vi salir del coche,” dijo Heller a Today.

Rachel Smaller Photography

Si bien muchos momentos fueron dolorosos, también quiso capturar otros donde Nikki sonreía con su vestido. “Seguía sonriendo y me decía ‘está bien, está bien’. No podía creer que alguien atravesando lo que ella me estuviese diciendo a mi que esté bien”.

Rachel Smaller Photography

“Para mi, ella es una inspiración”. Salgot por su lado prefirió no hacer comentarios, pero espera que las fotos sean un mensaje para todos aquellos que están atravesando momentos tan difíciles como ella.

No te lo pierdas

Te puede interesar