Por Lolita Cuevas-Avendaño
28 septiembre, 2018

Nadie lo quería porque ya tenía 12 años pero se enamoraron de él, y de todos sus hermanos.

Los hijos de corazón llenan los hogares de amor y risas. El momento en que mamá y papá los conocen es una experiencia espiritual, en donde seguro hay lágrimas de emoción y de felicidad. Lo más probable es que el sueño de ser padres haya iniciado hace años y se hace realidad en el momento en que cruzan miradas por primera vez con su hijo adoptivo.

Una familia dio una gran lección en abrir sus puertas no a uno, si no todos los hermanos de su hijo de corazón.

Youtube
Youtube

Los planes de la familia Boccalon, de Argentina, eran los de adoptar a un niño al que deseaban amar con todo su ser. Julio, de 12 años, tendría una nueva mamá y un nuevo papá quienes lo protegerían y amarían.

Youtube
Youtube

Lo que los Boccalon no imaginaron es que el viaje de vuelta a casa sería con Julio y sus cuatro hermanos.

Después de librar una cantidad impensable de trámites burocráticos, mamá y papá no perdieron las esperanzas y no se dieron por vencidos hasta conseguir adoptar su tan soñado hijo de corazón. Cuando por fin se llegó el día de conocer a Julio, se enamoraron también de sus  cuatro hermanos.

Youtube
Youtube

Se dieron cuenta de todo el amor que Julio tenía por ellos y mamáy papá se conmovieron.

Entonces, en el lugar de separar al quinteto, los Boccalon tuvieron la aplaudida y valiente idea de llevar a casa a todos ellos. Ahora su familia es numerosa y el amor está presente cada día. Julio tiene una mamá, un papá y a sus hermanos con él.

Youtube
Youtube

Mira la historia de Julio y sus cuatro hermanos contada por mamá y papá.

¿Qué te pareció la bella historia de esta gran familia?

Puede interesarte