Por Teresa Hechem
21 agosto, 2018

Michael se preparó en secreto y no llegó a su asiento. La madre miraba con ansiedad el lugar vacío…

Cuando los hijos tienen un recital o presentación en la escuela, lo único que añoran es que sus padres asistan y los vean. Pero, muchas veces el papá o la mamá están ocupados y llegan tarde o lamentablemente nunca logran llegar. Te queremos mostrar esta historia que realizó Quaker Canadá, porque tiene un giro sorprendente.

La pequeña Lauren tenía un recital y soñaba con que su padre se presentara con ella. Su papá nunca se había subido a un escenario pero quería cumplir el anhelo de su hija. Michael se preparó en secreto y no llegó a su asiento. La madre miraba con ansiedad su asiento vacío, hasta que la gran sorpresa se reveló:

La madre se notaba decepcionada al ver que su marido llegaría tarde, pero cuando Michael apareció en el escenario, sorprendió y emocionó a todos los presentes:

Los ensayos valieron la pena ya que el baile resultó ser un éxito y se notaba la preparación que este padre con su hija tuvieron:

¡Qué linda historia!

Puede interesarte