Por Alejandro Basulto
3 marzo, 2021

Gracias al apoyo que Jermaine Jordan les brinda (un hombre que tres veces ha sido víctima de asaltos), muchas personas han vuelto con confianza y seguridad a las carreteras.

Durante el año pasado, en Chicago más de 1.400 personas fueron víctimas del robo de su auto, según consignó CBS News. Un delito que ha ido en aumento en todo el país y que tiene casos como el de Edward Padilla, como ejemplo de lo traumático que puede ser sufrir este ilícito en el que se es apuntado por una pistola y se pierde algo de tanto valor y que cuesta tanto dinero, como es un automóvil. “Me dijo que no me diera la vuelta y le diera las llaves (…) Sentí un arma detrás de mi espalda”, dijo el hombre, que después solo escuchó que saliera del vehículo, a lo que obedeció.

CBS NEWS

Jermaine Jordan es otra persona que ha sido víctima de este delito, sufriendo tres veces el robo de sus autos. Pero este dueño de un concesionario de autos, un lavado de vehículos y que opera un restaurante que alimenta a gente con hambre, decidió no quedarse de brazos cruzados ante el trauma que provoca sufrir un ilícito así, por lo que decidió crear una organización no gubernamental y sin fines de lucro para solidarizar con otras personas que como él, han sufrido la pérdida su vehículo.

CBS NEWS

A través de las donaciones ha logrado regalar 15 automóviles a personas que han perdido los suyos producto de un asalto. Todos ellos gente que él no conocía, pero que empatizaba con su dolor debido a que Jermaine también lo ha tenido que soportar. Vehículos que se pagan no solo con el dinero que recibe voluntariamente de quienes conocen y se impresionan con su caridad, sino que también pone en ello de sus propios ingresos.

“Simplemente inunda tu corazón poder ayudar a otra persona y se siente bien (…)  sentí obligado a regalar autos a las víctimas del robo (…) Sí, quería ayudar”

– dijo Jermaine Jordan a CBS News

CBS NEWS

De esta manera le regaló un automóvil a Edward Padilla, quien recibió un Chevy con todo completamente nuevo. “Era como si ese fuera mi coche. Creo que Jermaine es como un ángel … Sí, eso es como yo lo considero a él: un ángel”, expresó Edward, papá de cuatros hijos que no ahora solo podrá volver a la carretera, sino que además forjó una nueva amistad con alguien que sufrió lo mismo que él.

 

Puede interesarte