¡Wow! Y sus fotografías son increíbles…

Aunque algunos de ustedes discrepen, creo que modelar es mucho más que simplemente vender un producto. Sí, solemos ver fotografías de modelos que promocionan vestuario, una colonia o un reloj, pero olvidamos que una simple pose puede ser mucho más que eso: puede entregar una potente idea, una fuerte convicción o un importante mensaje.

Justamente todas esas cosas son lo que hacen estas cinco mujeres. Son las modelos con discapacidad más cotizadas del mundo y mediante sus fotografías intentan mostrar sus historias de superación, dejando claro que no hay límites para llegar al lugar que uno quiere.

1. Alexandra Kutas

Ella nació con su discapacidad física. Una mala praxis no la deja caminar ni desplazarse. Tiene que hacer todo en su silla de ruedas, y fue así mismo como convenció al diseñador ucraniano Flodor Vozianov de que podía ser una modelo de alta costura. Él no aceptaba modelos que no se adecuaran a sus estándares… hasta que conoció a Alexandra.


2. Aimee Mullins

Esta estadounidense ha roto estereotipos en todos los ámbitos que ha podido. Es modelo, deportista y actriz. Es campeona paralímpica en los 100 y 200 metros planos (1996) y también en salto. Fue rostro de L’Oreal y hoy trabaja en el Pentágono. No tiene límites.


3. Shaholly Ayers

Esta chica nació sin su antebrazo derecho pero nunca fue un impedimento para ella. Sus padres le inculcaron desde pequeña que no era distinta y fue con esa mentalidad que la estadounidense se ganó su puesto en la marca Nordstrom y en las revistas GQ Italia, GQ Japón y Glamour.


4. Rebekah Marine

throwback with @sleeperawakephoto

A post shared by Rebekah Marine (@rebekahmarine) on

Modelar siempre fue el sueño de su vida y sufrió decenas de rechazos por parte de agentes. Esto la hizo sentir vergüenza de la malformación en su brazo izquierdo, hasta que obtuvo su prótesis cuántica. La confianza volvió a ella y tras varios intentos más, debutó en la semana de la moda de Nueva York con la agencia Models of Difference.


5. Debbie Van Der Putten

Ella es una holandesa que tuvo un accidente de auto a los 22 años. Fue ahí cuando perdió su brazo. Luego de esto, el trauma fue tal que evitaba mirarse a espejos. Sintió que había perdido su encanto. Pero luego algo la hizo cambiar, y decidió demostrar que a pesar de eso, podía lucir sensual si lo quería. Llegó a posar para la revista Playboy el 2007.

Lucen genial, ¿no? Y sus historias son para ovacionarlas. ¡Bravo!

Te puede interesar