Por Macarena Faunes
11 junio, 2019

¡Lo que siempre quisiste tener en tu infancia!

Los abuelos son el tesoro de nuestra niñez que queremos que perduren para siempre. Son ellos los que hacen que nuestra niñez sea una de las mejores etapas de nuestras vidas, con los sus juegos, cariños, risas y anécdotas que nos entregan día a día. Estos tiernos ancianos son capaces de hacer todo para sacarle una sonrisa a sus nietos, creando divertidas aventuras para ellos.

Esto fue lo que hizo Osvaldo, un tierno abuelito que vive al sur de Santa Fe, Argentina, al inventar el «bici-tren», un entretenido medio de transporte que utiliza para sacar a pasear a sus cuatro nietos, quienes no superan los 10 años.

Fecebook Gustavo Davobe,

Al principio, se trataba de dos vagones hechos con tambores, los que están pintados de color verde y naranja para darle un toque más pintoresco. Tiene dos ruedas a los costados y están unidos entre sí por un fierro.

¿Cómo se mueven? Osvaldo va pedaleando una bicicleta que jala este invento, con el que van recorriendo las calles de Venado Tuerto, lugar donde vive, todos los domingos en compañía de sus nietos.

Un vecino les tomó un foto y la publicó en sus redes sociales, ganándose el aplauso de los usuarios de internet por tan cariñoso gesto con los menores.

Al hacerse viral, los otros nietos de Osvaldo le reprocharon un lugar en el «bici-tren», por lo que tuvo que agregar dos carritos más.

Youtube Telefe Noticias
Youtube Telefe Noticias

La historia de Osvaldo alcanzó tanta popularidad que llegó hasta la televisión. El canal argentino Telefe Noticias lo entrevistó en compañía de sus pequeños.

«Se trata solamente del cariño mío hacia los chicos y los fines de semana ponerme a hacer algo siempre para ellos. Me puse a hacer carritos con unos tambores. Pensé que con uno o dos iba a estar bien, pero después dije que no, son cuatro, así que hice cuatro iguales con diferentes colores, a elección de ellos. Así me entretengo los domingos o los días libres para andar con ellos».

-Osvaldo a Telefe Noticias-

A la hora de sorprender a los que más queremos, la creatividad no tiene límites. Con un par de tambores, Osvaldo creó un entretenido invento para sus nietos, quienes seguramente jamás lo olvidarán por ser uno abuelo tan cool. 

Puede interesarte