Por Francesca Cassinelli
19 octubre, 2016

“Es algo que siempre quise ver, la reacción de mi hijo a mi voz”.

Cuando los papás de Nathan notaron que su hijo había dejado de responder a sus voces, fueron inmediatamente al doctor. A sus dos meses, el pequeño había quedado sordo. Jami y Eric estaban destrozados, y se propusieron buscar y buscar formas de hacer que su hijo vuelva a reaccionar cuando le llamaban.

Nathan, que tiene una personalidad dulce y alegre, dio la pelea y sus padres lograron conseguir un implante coclear que le permitirá oír de nuevo.

“Fue un día duro, eo es verdad. Nunca pensamos que en una cita con el doctor nos dirían que nuestro hijo no podía oír”.

-Jami Fries, a Fox47-

Es un implante más pequeño de lo normal, más moderno y que permitirá ayudar al pequeño de mejor manera que uno normal, como el que usan los adultos.

Nathan utilizó el implante por una semana antes del momento clave: una prueba que harán en el despacho del doctor y en que medirán si el dispositivo tiene efecto.

Mientras ordenan todo y preparan los aparatos, Nathan hace cariño a su familia y disfruta de la atención.

httpv://youtu.be/wyJ70ig10u8

Llega el momento clave y ¡escucha!

Cuando su mamá le habla, Nathan gira la cabeza para saber de dónde viene el sonido.

 

“Es algo que siempre quieres ver, la reacción de tu hijo a tu voz”.

-Jami Fries, a Fox47-

¿Te gustó este video? Quizás también te guste el siguiente:

Puede interesarte