Él tiene un par de consejos para dar a quienes estén pasando por algo parecido.

Esta historia nos suena conocida: chico al que le hacían bullying de pequeño hoy luce mejor que cualquiera de los que lo molestaban. ¿A quién no le ha pasado? Típico tenías un compañero en la escuela que era gordito y hoy se ve increíble. Los niños pueden llegar a ser muy crueles y no tener consideración por quienes padecen de enfermedades o simplemente son distintos. Esperemos que esto deje de suceder en algún punto; por mientras, tenemos a Riley Byrne que nos demuestra que algo así se puede superar.

Riley Byrne/ mediadrumworld.com

Este chico cuando estaba en la escuela sufría mucho debido a que lo molestaban y ridiculizaban por tener una deformidad congénita llamada “Pectus Excavatum”, más conocida como “pecho hundido”. Riley Byrne, que hoy tiene 21, es de Wollongong, Australia. El jóven dice: “Mi condición típicamente está presente desde el nacimiento, así que desde que tengo memoria que he tenido pectus y eso siempre me acomplejó“.

Riley Byrne

Riley cuenta que el hecho de que lo molestaran al nivel que lo hacían le provocó una depresión: “Cuando llegué a la adolescencia me sentía extremadamente deprimido por mi cuerpo y la gente me ridiculizaba, apuntaban al hoyo en mi pecho, lo que me hacía sentir miserable y avergonzado“. Entonces a los 16, a penas pudo hacerlo se unió a un gimnasio para así mejorar su caso de pectus y transformar su cuerpo: “el deporte y el fitness siempre han sido una pasión”.

Riley Byrne

El hombre dice que a través de la fuerza que le entregó su condición ha logrado el cuerpo que tiene hoy: “El mayor secreto para conseguir mi cuerpo es la constancia, nada sucede de la noche a la mañana […] Es como cualquier otra cosa, trabaja duro y verás resultados“. Aparte también explica que a través de mucha investigación y experiencias propias se las ha arreglado para encontrar protocolos de entrenamiento y dietas para así optimizar su desarrollo muscular.

Riley Byrne

Para todos aquellos que también estén pasando por problemas como los de Riley, él dice: “Mi consejo para otros es que empiecen hoy, empiecen a trabajar en ustedes ahora, dejen de decir mañana y solo empiecen”.


 

 

 

 

Puede interesarte