Por Renato Satta
13 octubre, 2014

Puede que pienses que cualquier libro para niños sin imágenes es algo aburrido, pero B.J. Novak prueba que los libros infantiles no necesitan dibujos para ser divertidos. Este libro tiene solo una regla:” Todo lo que salga escrito, sin importar lo que sea, debe ser dicho por la persona que lo lee.” Mira como los niños reaccionan con el libro inmediatamente después de leerlo.

httpv://youtu.be/FLrPJNZvGCs

Original

Puede interesarte