Por Francisco Lira
14 diciembre, 2015

Imposible no llorar

Melvyn Amrine sufre de Alzheimer hace años, lo cual ha sido bastante difícil para su mujer, especialmente para ocasiones especiales. Pero cuando creía que su mente había fallado para siempre, su corazón vino al rescate. Este Día de la Madre, Melvyn solo pensaba en llevarle flores a su esposa, como había hecho todos los años de su largo (y feliz) matrimonio:

httpv://youtu.be/Px1gI3mAS0Y

Puede interesarte