Este policía ve algo familiar en este anciano sin hogar. Entonces, se da cuenta de lo que tiene

“Yo sólo le dije que eran un regalo de Dios”.

Un hombre sin hogar estaba acurrucado en una acera en el centro de la ciudad de Phoenix en EE.UU. No le estaba haciendo daño a nadie pero en una estación de servicio cercana decidieron llamar a la policía. Un oficial llegó a ver qué pasaba y se dio cuenta que el hombre estaba completamente descalzo y tenía los pies muy maltrechos. Aunque este lugar no se caracteriza por ser muy helado, en invierno es bastante frío como para andar sin zapatos por eso el policía decidió hacerle un gran regalo a este pobre hombre.

El oficial Mark Valenzuela recordó que llevaba en la patrulla unos zapatos prácticamente nuevos y, luego de pedirle al hombre que se sentara cómodamente en el coche, le regaló un par de calcetines y zapatos. Después dio el trabajo de ponérselos.

Un transeúnte vio lo que sucedía y decidió grabar el momento:

Al final de todo el hombre sin hogar quiso darle el poco de dinero que llevaba al policía en agradecimiento pero este se negó:

“Estaba muy agradecido. Pude ver un poco de dinero su el bolsillo, unos pocos dólares y algo de cambio. Me quería pagar por los zapatos y yo sólo le dije que eran un regalo de Dios”.

-Mark Valenzuela-

¡Un acto muy generoso!