Por Cristofer García
20 abril, 2022

“¿Quién no se ha equivocado? Ya pasó, no puedo volver atrás. Quien nunca se ha equivocado, que tire la primera piedra. Satanás nos usó para escandalizarnos y tirar nuestro nombre al barro”, dijo la religiosa.

Las traiciones e infidelidades no son algo que escapen de las personas que más alarde hacen de ser correctos. Aquellos que juran tener una mayor moral sobre el resto de las personas pueden incluso cometer los peores actos sin importarle sus propios seres queridos.

Incluso quienes están vinculados al mundo religioso y hablan sobre la forma correcta en que la sociedad debe comportarse, pueden tener sus manos manchadas de terribles traiciones o faltas, dejando por el piso su propia palabra. Así ocurrió un escandaloso caso de pastores cristianos en Campo Grande, Brasil, quienes se vieron involucrados en hechos de infidelidad.

Campo Grande New

Se trata del caso de un cura evangélico que encontró a su esposa, también pastora religiosa, teniendo relaciones sexuales con otro clérigo en un motel. El religioso grabó la escena de cuando entró a la habitación y el video se ha vuelto muy popular en las redes sociales de este país.

Según reseñó Campo Grande News, el hombre engañado le gritaba al otro “pastor del diablo“, mientras a su esposa, con quien tiene 21 años de matrimonio, le dijo “Me arruinaste la vida“, en un acto desesperado golpeando las puertas.

Campo Grande New

Quizás lo más sorprendente es que el religioso involucrado en la infidelidad incluso trabajaría para ayudar a familias a no disolverse, siendo el párroco de Iglesia Apostólica Jesucristo Regresa en esta localidad. “Destruiste a mi familia. ¿Por qué hiciste eso?”, fue otras de las palabras que le dijo al traidor.

Y aunque fueron atrapados con las manos en la masa, la mujer salió en su defensa acusando al “demonio” de haberle hecho cometer este acto de infidelidad. En conversación con Campo Grande News, admitió que cometió un error y espera que se resuelva.

“¿Quién no se ha equivocado? Ya pasó, no puedo volver atrás. Quien nunca se ha equivocado, que tire la primera piedra. Mientras juzgamos, estamos siendo juzgados”, expresó.

Campo Grande New

“Mi esposo ya me perdonó. Hubo errores, pero no es culpa nuestra. Fuimos víctimas de Satanás para escandalizarnos y tirar nuestro nombre al barro. Todos fuimos usados ​​por el Diablo. Llegó mi esposo hablando del pastor del Diablo, entonces todos eran usados ​​por el Diablo“, agregó.

No hay mucho que pueda argumentar la mujer, pero espera no ser juzgada porque todos son pecadores ante los ojos de Dios, según lo que piensa ella. “El que va a señalar y criticar se está dando por vencido, porque ya lo hemos acertado. Ahí está cada uno con Dios“, expresó.

Puede interesarte