Por Alejandro Basulto
17 abril, 2020

Jugó en el Colo Colo de Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Matías Fernández, pero la vida lo impulsó a estar hoy velando por la salud de las personas, manejando los ventiladores mecánicos en un hospital.

Érase el año 2006 y el en ese entonces joven delantero de Colo Colo, César Reyes, se encontraba jugando junto a un plantel plagados de estrellas, con nombres tales como Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Matías Fernández.

Agencia UNO

Era el equipo del técnico argentino Claudio Borghi, el mimo que ganó cuatro torneos nacionales consecutivos y llegó a la final de la Copa Sudamericana. Pero el protagonista de esta historia, a sus cortos 23 años, decidió cambiar su destino, y así fue como César decidió estudiar kinesiología, estando hoy en la primera línea contra el coronavirus en su país, Chile.

CDF

A la fecha, en este país sudamericano, se sabe de más de 8.800 casos de personas contagiadas y más de 100 fallecidos producto de esta pandemia. Y César Reyes es uno de los que se encuentra trabajando incansablemente para que estas cifras no empeoren, siendo que hace no tantos años atrás, era una de las promesas del fútbol chileno.

“Mi papá es el ‘Huevo’ Reyes, a mí me decían ‘Huevito’, pero él era hachero, jugaba de 6. Yo fui 9 goleador en todas las series menores de Colo Colo hasta que debuté como profesional, el 10 de septiembre del 2006 contra Wanderers. En ese equipo estaban Arturo Vidal y Alexis Sánchez, Chupete Suazo, Matías Fernández. Firmé mi primer contrato como profesional, por cuatro años, con un sueldo de quinientos mil pesos, que llegaba a un millón a veces con los premios. No era mucho dinero, pero yo sólo quería jugar. El problema es que jugué poco. Siete u ocho partidos en dos años, no más

– dijo César Reyes al diario Las Últimas Noticias.

Agencia UNO

Después de su paso por Colo Colo, jugó en Deportes Concepción, Naval y Barnechea, hasta que decidió por retirarse por completo del fútbol y dedicarse exclusivamente a su profesión como kinisiólogo. Así llegó la pandemia del coronavirus a su país, encontrándose él en el área médica, y luchando todos los días contra esta grave enfermedad, manejando los importantes ventiladores mecánicos en la Posta Central.

“Estar en la UCI es adrenalínico, más ahora con el COVID-19 que nos obliga día a día a actualizarnos sobre los protocolos, tanto de protección como de estrategias de ventilación. Acá todos los kinesiólogos están preparados para manejar un ventilador mecánico, también nos hacen un ACLS, que es un curso para manejo de paro cardiorrespiratorio. La mayoría de los pacientes que tenemos ahora son COVID. Están pronados, intubados boca abajo. Eso quiere decir que la función respiratoria se deteriora tan drásticamente que la única forma de que el pulmón se oxigene es que tú des vuelta al enfermo”

– declaró el exdelantero César Reyes.

Agencia UNO

A este ex jugador de futbol profesional, se le dio la opción en el 2009 de seguir jugando en un buen nivel, pero tenía que dejar sus estudios de kinesiología, siendo su respuesta negativa. “Creo que fue una buena decisión, ahora sé bien por qué”, declaró hoy con 31 años y estando al frente de las situaciones más complejas ocasionadas por el COVID-19.

“Nosotros nos encargamos del paciente COVID-19 desde que llega a la urgencia. Le hacemos un torulado nasofaríngeo para tomarle la muestra y lo evaluamos. Un paciente que llega respirando un poco apremiado, digamos con una frecuencia de treinta veces por minuto, queda internado. Una persona normal ventila entre 12 y 14 veces por minuto”

– explicó César Reyes.

Agencia UNO

Debido a la situación crítica y sobre exigida del sistema público de salud en su país, siendo kinesiólogo ha tenido que realizar diversos trabajos de gran importancia que normalmente son parte de la labor de los enfermeros.

“También nos toca participar de la intubación y de la extubación de este paciente crítico. La estrategia apunta a extubar, a que el enfermo recupere su función pulmonar preovia o a que el daño sea menor, que le permita salir del estado crítico, pero hasta ahora, aún no tenemos pacientes extubados de Covid aquí. Hay que crear conciencia, así de grave es esto”

– cerró el ex colocolino.

CDF

Sin duda después de esta pandemia, tendrá una gran historia que contar a sus cercanos. Y más, de abuelo, le podrá decir a sus nietos que no solo jugó al lado de grandes estrellas del fútbol, sino que también ayudó a salvar vidas en una de las peores crisis sanitarias de su país.

 

Puede interesarte