Por Alejandro Basulto
24 marzo, 2020

Su deceso se debió a un derrame cerebral, después de haber trabajado sin parar durante más de un mes. Ahora es velado con todos los honores que le corresponden.

El Dr. Dong Tian, pasó de ser un joven médico aguerrido a un héroe que hoy es velado por su pueblo, Dangyang, y toda la China. Debido a que este anestesista que trabajó sin parar durante 35 días en un hospital de Hubei, falleció durante la mañana del sábado por causa de un derrame cerebral. Esto fue una semana antes de que cumpliera los 30 años, habiendo estado internado durante 19 días antes de su deceso y convertirse en un nuevo mártir de su país.

@Pear Video

Recordemos que Hubei, la provincia donde trabajaba Dong Tian, es el epicentro del coronavirus, surgiendo este en la ciudad de Wuhan, para después expandirse por el mundo, y alcanzar cifras tales como las de las casi 379 mil personas contagiadas y al menos 16.860 fallecidos producto del COVID-19 a nivel global.

Getty Images

Región y nación, que por cierto, tras ser la primera golpeada por esta pandemia, empieza a recuperarse. Ya que a pesar de acumular la preocupante cifra de más de 81 mil contagiados y más de 3.200 fallecidos, en la actualidad son cada vez menos los casos de contagios, habiendo días que estos hasta se han reducido a un caso de infección nuevo por cada 24 horas.

@Pear Video

Las personas que permitieron esto, fueron médicos como Dong Tian, que han trabajado sin parar durante la amenaza de esta pandemia en su país. Quien después de pasar más de un mes dedicado exclusivamente a su trabajo y al combate del COVID-19, recibió un descanso, siendo puesto en cuarentena. Fue ahí cuando empezó a tener un dolor de cabeza repentino, hasta que su capacidad de hablar se fue perdiendo. 19 días después falleció.

«El camarada Dong Tian fue eficiente y proactivo en su trabajo (…) Respetaba a los líderes y era amable con sus colegas (…) Dong Tian es un destacado representante de los ‘doctores milenarios’ (…) Usó su vida para expresar su benevolencia y amor como médico. Sacrificó su juventud y pasión por su carrera médica»

– expresaron en un comunicado desde el Hospital Popular de Zhijiang, donde trabajaba el Dr. Dong.

@Pear Video

Otro héroe que se va, dejando a su esposa y a su padre enfermo. Pero orgullosos de haber sido familiares de un hombre que dio su vida para enfrentar una epidemia que ha costado muchas vidas, y que gracias al esfuerzo de personas como él, poco a poco está logrando ser frenada en su país.

 

Puede interesarte