Por Diego Aspillaga
3 abril, 2020

El presidente galo, Emmanuel Macron, aseguró que la personas con esta condición podrán salir de sus casas «un poco más seguido» para que puedan retomar parte de sus rutinas y bajen sus niveles de ansiedad.

El coronavirus ha interrumpido las vidas de todo el mundo. 

Cientos de miles de contagios  y miles de muertes relacionadas con la enfermedad han impulsado a los gobiernos a imponer cuarentenas obligatorias para intentar frenar la tasa de contagios y prevenir que los sistemas de salud mundiales colapsen por el número de enfermos.

AP

Esto significa que la gran mayoría de la población mundial ha tenido que quedarse encerrada en sus casas. Y si algunos han logrado pasar el tiempo y vencer el encierro haciendo actividades como practicar karate con sus perrosrutinas de ejercicio con sus vecinos, existe un grupo de personas para las cuales el encierro se ha transformado en una verdadera pesadilla: las personas con autismo. 

El Colectivo de Discapacidad, que representa a grupos de autismo en Francia, advirtió el martes que el bloqueo dejó a las personas y sus familias en «profundas dificultades que los ponen en peligro».

«Cuando cambias el horario de una persona autista, crea ansiedad y problemas de conducta que pueden ser extremadamente violentos. Hemos tenido casos en los que los bomberos tienen que intervenir en arrebatos violentos», dijo a la cadena AFP Christine Meignien, presidenta de Sésame Autisme, un grupo de apoyo para padres de personas autistas.

AP

«Para algunos, lo que los calmará es un viaje en auto, o salir a caminar por unas horas», agregó.

Para aliviar el estrés y la incertidumbre de las personas que viven con este trastorno, así como sus familiares, el presidente de Francia, Emmnanuel Macron, anunció que su país permitirá que las personas autistas puedan salir «un poco más» a las calles y retomen sus rutinas en la medida de lo posible.

Aprovechando el Día Mundial de la Concienciación por el Autismo -que se celebra el 2 de abril de cada año-, el mandatario galo aprovechó de hablar directamente con las personas autistas y reconfortarlas al anunciar las nuevas medidas. 

AP

«Desde el encierro que comenzó el 16 de marzo, sus hábitos han cambiado y pueden estar un poco perdidos. Estaban acostumbrado a ir a algún lugar a trabajar o estudiar todos los días, y de repente eso ya no era posible ». Estaban acostumbrado a salir cuando querían, y de repente tuvieron que quedarse en casa», dijo en su mensaje presidencial.

«Sé que solo quieren una cosa: que les devolvamos sus antiguas vida», agregó.

Las medidas especiales anunciadas por Macron permitirán a las personas autistas y sus compañeros pasar los controles policiales, siempre y cuando se mantengan alejados de los demás y se laven las manos regularmente.

Getty

Además, se ha puesto a disposición una línea directa pública y un servicio en línea para ayudar a las personas que viven con autismo durante el brote, publicó el sitio de noticias Metro.

Francia tiene la cuarta cifra más alta de muertes por coronavirus en todo el mundo, y algunas de las medidas más duras de Europa contra el brote. Todos los viajes no esenciales fuera del hogar están prohibidos, y las personas deben llevar un formulario de permiso firmado y fechado cada vez que salen y se castigan con multas en el acto de 135 euros o más.

Esperemos que estas medidas sean suficientes para que las personas con autismo puedan encontrar un poco de paz en estos difíciles momentos y que otros países las imiten. 

 

Puede interesarte