Por Diego Aspillaga
21 noviembre, 2019

A veces, los orígenes más humildes dan paso a las personas más extraordinarias. La vida de Freddie Figgers es un claro ejemplo de esto.

Ninguna parte de la historia de vida de Freddie Figgers es ordinaria.

Freddie Figgers

Con pocos minutos de vida, el entonces recién nacido fue abandonado por su padres cerca de un basurero. Para su suerte, fue hallado a tiempo por rescatistas que lo llevaron a una casa de acogida.

Años mas tarde, el pequeño fue adoptado por Nathan y Betty Figgers, quienes le dieron un hogar y nutrieron sus talentos a una temprana edad.

Freddie prosperó y alcanzó metas y que nadie creía posibles.

Freddie Figgers

A los 10 años, el prodigio ya estaba desarmando y rearmando computadores que su padre le conseguía. A los 12, consiguió su primer trabajo reparando estas máquinas. Con 15 años, comenzó a desarrollar una base de datos en su jardín trasero y se convirtió en su propio jefe.

Dueño de una mente privilegiada y enfocado en una meta específica, Freddie decidió no terminar sus estudios universitarios y trabajar en fundar su empresa.

A punta de inventos y trabajo duro, antes de los 30 se convirtió dueño de las empresas Figgers Communications y Figgers Wireless, avaluadas en 62,3 millones de dólares. 

Freddie Figgers

Con esto, Freddie se convirtió en el dueño de la empresa de telecomunicaciones liderada por una persona negra más grande del mundo.

Pero esas cifras y logros no se suben a la cabeza de Freddie.

Conociendo us humildes orígenes, el hombre decidió enfocar sus empresas ayudar a las personas. En especial en la tecnología y cómo esta puede ayudar a los pacientes con enfermedades graves como el Alzheimer o la diabetes.

Por ejemplo, su habilidad con la tecnología se cruzó con la necesidad de ayudar a su padre con Alzheimer, por lo que inventó zapatos con GPS e intercomunicadores para hablar con él y conocer su ubicación en todo momento.

Ahora, su empresa anunció la creación de un dispositivo que ayuda a monitorear a los pacientes con diabetes en todo momento, les comunica sus niveles de azúcar y les avisa si necesitan medicación, con todo manejable a distancia.

Freddie Figgers

«Lo pudimos haber vendido a alguna empresa de salud, pero estaríamos sumando al problema de los costos para los pacientes. Tenemos una solución y lo mejor de todo es que es asequible por todas las personas. PONEMOS A LA GENTE ANTES DE LA GANANCIA«, escribió Freddy en Facebook.

Freddie Figgers

La historia de Freddie demuestra que no importan los orígenes de una persona, sino su determinación para salir adelante, el apoyo que tenga para pulir sus talentos y una mente creativa para encontrar su lugar en el mundo.

Puede interesarte