Por Simona Villela
14 septiembre, 2017

Un chico de 18 años encontró a un bebé recién nacido botado en la basura, aún conservaba el cordón umbilical y la placenta.

Traer un bebé al mundo es, para la gran mayoría, una alegría que no se compara con nada. Sea un deseo de toda la vida o un regalo inesperado, el tener a un bebé en los brazos hace replantearse la vida y querer asegurarla a esa criatura la mejor vida que le podamos dar. Bueno, eso es lo que le pasa al 99% de las personas. Entre el 1% restante, se dan situaciones de rechazo tan terribles como darle la vida a un bebé y abandonarlo cuando a duras penas puede respirar por sí solo.

Milagros, la sobreviviente.

Cuenta el medio argentino Todo Noticias, que hace poco días un afortunado encuentro le salvó la vida a una recién nacida. Alexis Nahuel Díaz de 18 años, pasó a la una de la mañana en bicicleta por el sector Nueva Bahía Blanca de Punta Alta, cuando escuchó unos desgarradores llantos.

Sin dudarlo, se estacionó a un lado del camino y se adentró en la maleza de alrededor siguiendo los gritos. Entonces, envuelta en una bolsa de plástico, con el cordón umbilical y la placenta en su cuerpo, estaba una bebé.

La Nueva

Con los nervios de punta, llamó a su abuela para comentarle lo ocurrido y de inmediato se encaminó. Llegó al sitio y abrigó a la niña mientras le daban aviso a las autoridades de la zona.

El comisario Juan Palomenque se hizo cargo y le otorgó al medio más detalles:

“Es una nena y pesa 1, 8 kilos. Cuando legó el automóvil los médicos dijeron que recién tenía una hora de vida. Fue muy desesperante  y chocante para los oficiales”.

El hospital Eva Perón la atendió de inmediato y estabilizaron todos su niveles, pues no había comido y tenía frío. El director de salud Carlos Gabbarini, señaló que venía en muy malas condiciones:

“Se constató que era una nena, recién nacida, de menos de una hora, con signos de hipotermina y falta de oxigenación. Le dieron las primeras atenciones, se la colocó en una incubadora y se le hizo una vía periférica, una canalización. Se le equilibró la temperatura corporal y se oxigenó. Cuando la bebé se estabilizó se la trasladó al Penna para complementar algunos estudios que son de rigor en estas situaciones. Hablé con el Penna y la beba está evolucionando bien y respira por sus propios medios. Está muy bien”.

El Rosalenio

Por otro lado, todos los involucrados reunieron materiales para mantenerla mientras se aclara la situación y hasta le pusieron nombre.

“Entre nosotros le pusimos cariñosamente Milagros, no hay otra forma de describir lo que pasó”.

La Nueva

¿Qué fue de la madre?

La policía informó que a raíz de la noticia, una chica de 17 años admitió ser la madre y fue arrestada por abandono, sin embargo, se está llevando a cabo una investigación que verifique los hechos.  

Por supuesto que es un milagro que haya sobrevivido y que el chico la encontrara. Entiendo que algunas personas no deseen convertirse en padres, pero esperar a que nazca un corazón para luego arrojarlo como basura es una crueldad.

¿Qué piensas sobre esto?

Te puede interesar