Por Catalina Yob
25 abril, 2017

«Ellos anunciaron mi nombre y la multitud comenzó a aplaudir tan fuerte que entibió mi corazón».

«Cuando ellos anunciaron mi nombre pude escuchar la ovación del público. Fue lo más emocionante que he sentido. Escuchar que toda esa gente me apoyaba a mí y a mi mensaje, significó el mundo para mí. Viendo que he marcado una verdadera diferencia en mi comunidad me hace sentir verdaderamente feliz». Estas fueron las palabras de Alan Belmont, un chico transgénero de 17 años, luego de ser escogido rey en su baile de graduación. 

Actualmente la comunidad transgénero a nivel mundial lucha incansablemente por obtener un espacio de respeto y aceptación en la sociedad, pero lo cierto es que esto se encuentra a años luz de convertirse en realidad. Alrededor del mundo, cientos de personas deben lidiar con la humillación y acoso por parte de quienes no logran aceptar las diferencias inherentes que se producen entre los seres humanos. 

Sin embargo, Alan ha logrado marcar una diferencia. Luego de batallar contra algunos de sus compañeros de escuela, quienes en variadas ocasiones fueron sus victimarios, este intrépido joven de tan sólo 17 años ha logrado detener aquellos estereotipos que surgen en torno a las personas transgénero. En su baile de graduación y gracias al apoyo de sus pares, Alan fue escogido rey del baile, título que celebró junto a su novia Anastacia Cohen. 

the real story is @emmaline.jpeg's photography talent. more tonight @ 11:30

A post shared by alan belmont (@alanchrismont) on

THANK YOU TO EVERYONE WHO VOTED FOR THIS TRANS MAN WITH A PLAN #NCPROM2017

A post shared by alan belmont (@alanchrismont) on

my prom date is a king. What about yours? #ncprom2017

A post shared by staci®© (@anastacia.c) on

Alan, quien actualmente vive en Indianápolis (Estados Unidos), manifestó que decidió postularse a rey para impulsar a otras personas transgénero a sentirse cómodas en su propia piel.

«Quise postularme porque quería que otros chicos transgénero de mi escuela, quienes no son seguros de sí mismos, sepan que la comunidad trans o de homosexuales no deben ser despreciados. Creo que la gente decidió votar por mí a causa de mi mensaje. Quiero que la gente se sienta cómoda en su propia piel, sin importar cuál sea su identidad».

Pero su triunfo no fue fácil. En algunos de los afiches que dispuso en las dependencias de su escuela, hubo gente que tachó la palabra ‘rey’ y en su lugar escribió ‘reina’, lo que provocó que Alan decidiera quitarlos posteriormente. 

Definitivamente este hecho representa un triunfo y un avance sustancial para la comunidad transgénero, la cual sigue siendo objeto de humillaciones y malos tratos. ¿Qué piensas del mensaje que Alan intenta instaurar entre sus pares?

Puede interesarte