Por Felipe Costa
30 octubre, 2020

Los cirujanos se prepararon por casi 9 meses coreografiando cada detalle de la operación. Los esfuerzos valieron la pena.

Por un duro desafió pasaron los cirujanos del UC Davis Children’s Hospital luego de un maratónico procedimiento de 24 horas continuas operando. La misión: separar exitosamente los cráneos de dos gemelas que nacieron unidas.

Los gemelos unidos ocurren en aproximadamente uno de cada 200,000 nacimientos, pero los gemelos unidos por la cabeza, son extremadamente raros.

Abigail y Micaela /UC Davis Medical Center

Abigail y Micaela nacieron en el Hospital de Niños de UC Davis el 30 de diciembre de 2019 y pasaron siete semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) antes de irse a casa. El motivo… nacieron con sus cráneos pegados. Una complicada situación.

Durante casi 10 meses, los médicos practicaron simulaciones en modelos 3D para prepararse ante numerosos escenarios que podrían ocurrir, incluidas las vías respiratorias comprometidas o los pulmones colapsados. También utilizaron la realidad aumentada para estudiar los vasos sanguíneos que deberían desenredarse y separarse. Lo estudiaron todo.

Abigail y Micaela junto a sus hermanos /UC Davis Medical Center

“Los gemelos unidos en sí mismos son raros y tenerlos unidos en la cabeza es aún más raro, e incluso deben tener la anatomía favorable para dividirse porque a veces se comparten demasiadas estructuras y es aún más raro. Muchos gemelos siameses ni siquiera llegan al parto, y mucho menos a una operación”.

–Dra. Granger Wong al Daily Mail

En junio, un equipo de cirugía plástica colocó expansores de tejido de diseño personalizado debajo de los cueros cabelludos, para que la cabeza de cada niña tuviera suficiente piel para cubrir sus cráneos después de la operación.

Equipo de operación /UC Davis Medical Center

Cuando las niñas cumplieron nueve meses, los médicos dijeron que no podían esperar más para separarlas.

La doctora afirma que si la operación se lleva a cabo demasiado tarde, hay ciertos hitos del desarrollo humano que podrían verse complicados, el más importante es la movilidad y, finalmente, gatear, pararse, caminar y, obviamente, si están unidos, se retrasarían.

El día de la cirugía comenzó el 23 de octubre y se prolongó hasta la mañana del 24 de octubre, involucró a más de 30 personas, entre neurocirujanos, enfermeras, anestesiólogos, cirujanos pediátricos y cirujanos plásticos.  Se dividieron en dos equipos médicos por color, con el equipo púrpura a cargo de Micaela y el equipo naranja a cargo de Abigail. De esta forma un equipo administraba a una bebé y el segundo equipo a la otra, evitando un cruce de asistencia.

Abigail post operación /UC Davis Medical Center

Después de la separación, el equipo de cirugía plástica reconstruyó el cráneo y el cuero cabelludo. Durante todo este tiempo, los anestesiólogos administraron anestesia y medicación para mantener la presión arterial de las gemelas, y se administraron transfusiones de sangre.

“La operación debe realizarse de la manera más precisa y rápida posible porque cuanto más larga es, mayor es el riesgo de pérdida de sangre, de exposición a anestésicos. Era como un ballet coreografiado porque teníamos que coreografiar todos los movimientos para que se pudiera hacer lo más rápido posible”.

–Dra. Granger Wong al Daily Mail

Micaela post operación /UC Davis Medical Center

A las 3.28 am del 24 de octubre anunciaron la exitosa separación craneal. Abigail y Micaela ahora se están recuperando en sus propias camas separadas en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Las niñas, que cumplirán 10 meses el viernes 30 de octubre, serán monitoreadas durante los próximos meses mientras se recuperan de la cirugía.

Puede interesarte