Por Camilo Morales
27 octubre, 2021

“Si necesita decirme algo por favor envíeme un mensaje de texto o, cuando nos detengamos, puede escribir en el bloc de notas para mostrármelo”, decía parte del mensaje de Onur, conductor de Uber.

Para las personas que tienen capacidades diferentes, ya sea físicas, motoras o cognitivas, es muy difícil desenvolverse en ciudades que no poseen una infraestructura inclusiva, sobre todo cuando deben realizar actividades más complejas. 

Aún así, hay personas que sin importar cómo sean las condiciones del ambiente, logran realizar sus vidas de forma normal. Tal como lo hace diariamente Onur, un conductor de la aplicación de coches Uber, quien a pesar de ser sordo lleva a cientos de pasajeros a través de la ciudad cada semana.

Pixabay

Según el twittero Jeremy Abott, quien fue la personas que descubrió la historia de Onur luego de pedir un taxi a través de su teléfono celular, se trata del conductor “más sano” de toda su vida, ya que tenía una forma muy acogedora de comunicarse con sus pasajeros, a pesar de que producto de su sordera pudiera ser más difícil.

Onur tenía pegado en la parte de atrás de su respaldo un papel que decía: “Si necesita decirme algo por favor envíeme un mensaje de texto o, cuando nos detengamos, puede escribir en el bloc de notas para mostrármelo“.

Twitter Jeremy Abbott

De esta forma, los pasajeros podían comunicarse con él de otra manera que no fuera hablando, ya que se trataba de una persona con una discapacidad auditiva.

Además, en el papel se agregaba que cada pasajero podía “usar el cable AUX para reproducir tu propia música. Si tienes algo con un bajo fuerte, yo también lo disfrutaré. Gracias por soportarme y que tengas un buen día“. Según Jeremy, esta última línea del texto lo emocionó mucho.

Twitter Jeremy Abbott

El joven subió la imagen a Twitter en donde se hizo viral. En la publicación Jeremy dijo que Onur era un “héroe absoluto“, por su forma y valentía de enfrentar el día a día en el clima hostil de las calles del Reino Unido.

Puede interesarte