Por Cristofer García
20 enero, 2020

Han sido 4 meses de incendios forestales en Australia que han cobrado al menos 28 vidas humanas y más de mil millones animales.

Un granjero salió a lo grande a celebrar la llegada de lluvias torrenciales al este de Australia, luego de 4 meses de los incendios forestales más devastadores en al historia de ese país. No contuvo la emoción.

Desde septiembre de 2019 Australia no conocía la lluvia y hasta enero de 2020 las llamas ya habían consumido más de 10 millones de hectáreas. Por eso, este granjero aprovechó la ocasión para correr y aplaudir bajo al lluvia y agradecer el diluvio con una épica celebración.

jesschaps2

El video ocurrió en una granja en Nueva Gales del Sur, principal estado de Australia afectado por la sequía y los incendios.

“Envíala abajo. Vamos a mojarnos. Mis vacas, aquí hay algo de lluvia para alimentarlas”, gritaba el granjero mientras corría y sacudía su gorra en el video, que fue publicado por un usuario en la red social Reddit.

jesschaps2

El usuario jesschaps2 en Reddit, afirmó que el hombre que celebra la lluvia se trata de su padre, que se alegró y dio la bienvenida al diluvio, luego de tantos meses de sequía.

El hombre después camina y saluda a sus vacas, las cuales también se refrescan con la lluvia, que había sido anunciada días antes por el servicio de meteorología de Nueva Gales del Sur en Australia.

Se trata de las primeras lluvias torrenciales que han llegado a Australia, principalmente a los estados al este de la isla oceánica: Nueva Gales del Sur, Victoria y Queensland. Según Daily Mail, desde el jueves, estas lluvias ayudaron a extinguir más de 32 incendios en Nueva Gales del Sur.

Mientras, se espera que nuevamente la lluvia de forma más pesada en las regiones alrededor de Sydney, la costa norte central de Nueva Gales del Sur y Brisbane.

jesschaps2

Aunque la lluvia ha dado a los bomberos una esperanza para terminar de extinguir los incendios, también hay preocupaciones de que el clima húmedo pueda causar inundaciones repentinas, deslizamientos de tierra y contaminar el agua con cenizas y escombros.

En las últimas cifras registradas, estos incendios forestales dejaron al menos 28 muertes y más de 1.000 millones de animales fallecidos.

Puede interesarte