Por Constanza Suárez
5 diciembre, 2018

La pequeña se sentía mal y no quiso dejarla sola. Lo elogian por ser “muy buen padre”.

Los padres están preocupados de sus hijos durante todo el día. Aunque no estén fisicamente con ellos. Sobre todo cuando se enferman, hacen todo lo que esté a su alcance para hacerlos sentir mejor. Es cosa de recordar cuando éramos niños y nuestros padres llevaban a cabo elaborados planes para lograr todo en el día.

En octubre del año pasado, Jeff Magno fue hasta la casa de empeño Cebuana Lhuillier, en Filipinas. Mientras esperaba junto a su sobrino, vio a un guardia de seguridad junto a una niña. La imagen derritió su corazón y luego el de quienes lo vieron a través de Facebook cuando el hombre decidió compartirlo en su cuenta.

Facebook/Jeff Magno

El guardia estaba cuidando a su pequeña hija. Con expresión de tristeza sostuvo a su bebé en sus brazos para ayudarla a dormir. Una vez que ella se quedó dormida, la acostó en los asientos. Él se quedó a su lado y la vigiló con amor mientras cumplía con su trabajo.

Emocionado por la conmovedora escena, Jeff sacó su teléfono para tomar algunas fotografías y le preguntó al guardia si su hija estaba enferma. Él respondió que la niña a menudo es letárgica porque nació prematura. Además, estaba enferma ese día y se sentía bastante incómoda, así que la llevó con él a trabajar.

Facebook/Jeff Magno

Inspirado por la devoción del padre a su hija, más tarde compartió en Facebook las fotos y la historia detrás, llamando al hombre un “muy buen padre”.

Puede interesarte