Por Javiera Irarrázaval
13 diciembre, 2016

La han llamado “la mujer más fea del mundo”.

Te puede parecer divertido pero a lo mejor no. Es común que cuando navegas por diferentes sitios de internet, te encuentras con cientos de memes que lamentablemente gran parte de ellos poseen dos características bastante especiales: la primera, contiene una foto y la segunda, un mensaje que la mayoría del tiempo es burlesco.

¿Me pregunto si te has puesto por un segundo en el lugar de la persona de la imagen, crees que esa persona se siente bien que otros se burlan de su apariencia? Creo que no…

Una de las personas más afectadas de este tipo de bullying es Lizzie Velasquez, una joven estadounidense oradora motivacional, que nació con una rara enfermedad congénita que le impide acumular grasa corporal además de ser diagnosticada con el síndrome de Marfan:

WireImage

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el síndrome de Marfan es un trastorno del tejido conectivo que afecta al sistema esquelético, al cardiovascular, también a los ojos y la piel. Este se caracteriza por un aumento inusual de la longitud de los miembros.

Actualmente Lizzie tiene 27 años, y es conocida mundialmente por su charla motivacional en TED: sin duda una de las mejores que he visto en la vida. Ella es un ejemplo para todos nosotros. 

Esta semana Lizzie se tomó sus redes sociales con un poderoso mensaje debido a un meme que encontró de ella navegando en internet: en la fotografía se lee el mensaje: “Michael dijo que nos encontraríamos atrás de este árbol para un poco de diversión. Se ha demorado un poco, ¿alguien podría etiquetarlo y decirle que aún lo estoy esperando?”.

Esto obviamente hirió a la joven, y quiso escribir el siguiente mensaje a sus 100 mil seguidores en Facebook:

I've seen a ton of memes like this all over Facebook recently. I'm writing this post not as someone who is a victim but…

Posted by Lizzie Velasquez on Sunday, December 11, 2016

“He visto un montón de memes como este recientemente en Facebook. Estoy escribiendo este post no como una víctima, sino como alguien que está usando su voz. Sí, es muy tarde en la noche mientras escribo esto, pero lo hago como un recordatorio de que las personas inocentes que se están poniendo en estos memes están probablemente hasta tarde bajando por Facebook y sintiendo algo que no le desearía ni a mi peor enemigo. No importa lo que parezcamos o de qué tamaño somos, al final del día todos somos humanos. Les pido que lo tengan en cuenta la próxima vez que veas un meme viral de un extraño. En el momento podrías encontrarlo divertido, pero el ser humano en la foto probablemente está sintiendo exactamente lo contrario. Difunde amor no palabras hirientes a través de una pantalla”.

Su publicación ya es viral, y ha sido compartida por más de 97 mil personas.

Ahora, ¿pensarás dos veces antes de compartir un meme con una foto hiriente?

Piensa que mañana podrías ser TÚ el de la fotografía.

Puede interesarte