Por Daniela Morano
13 abril, 2018

La ciencia una vez más llegó demasiado lejos.

Con lo rápido que avanza la tecnología no es raro pensar en que cosas como estas ocurrirán tarde o temprano. Los bebés ya no nacen sólo del cruce entre una mujer y un hombre, pues se han descubierto varias maneras más en que una ser humano puede llegar a la vida. En los últimos años, la opción de un vientre de alquiler se ha vuelto muy popular, incluso habiendo mujeres que se dedican a esto porque aman estar embarazadas.

Famosos como Kim Kardashian de hecho decidieron tener hijos de esa manera, su hija Chicago nació este año gracias a un vientre de alquiler. Gracias a esto, el procedimiento ya no tiene tantos estigmas como antes y muchas más parejas están dispuestas a tomar esta vía.

Viral Thread

Un ejemplo muy llamativo es el de esta bebé que nació en China en diciembre del 2017. La pequeña Tiantian, que significa “dulce” en mandarín, nació cuatro años luego de que sus padres biológicos fallecieran trágicamente en un accidente de coche.

Tiantian nació de una madre sustituta. Fue “creada” a partir de embriones fertilizados de sus padres, Shen Jie y Liu Xi quienes se sometieron a tratamientos de fertilidad justo antes de su muerte en Yixing el 2013.

Beijing News

La pareja congeló sus embriones con la esperanza de un día ser padres, pero lamentablemente con lo ocurrido, sus embriones se convirtieron en parte de una densa batalla legal de los que eran futuros abuelos y el hospital.

Determinados en conseguir los embriones de sus hijos, eventualmente consiguieron los derechos de las células reproductivas pero no terminaba ahí. Podían obtener los huevos en el hospital de Nanjing si es que otro hospital los guardaba.

Beijing News

Alquilar un vientre es ilegal en China por lo que su única opción era salir del país. Encontraron a una mujer en Laos donde es legal pero seguían habiendo problema.

Ninguna aerolínea trasladaría los embriones, ya que estos eran guardados en pequeñas cápsulas con nitrógeno. Sólo podían hacerlo a través de un coche.

Beijing News

Una vez llegado a Laos el envío, la madre tuvo que ser inseminada y finalmente el bebé nació el año pasado. Sin embargo entonces tuvieron que ver cómo hacer para que la niña tuviese la nacionalidad china y como no habían padres, los cuatro abuelos debieron entregar muestras de sangre para comprobar que la bebé era realmente su nieta.

El proceso muy complejo, pero finalmente todo salió bien, tal y como reportó Beijing News.

 

Puede interesarte