Por Alejandro Basulto
2 septiembre, 2019

La pareja tiene dos hijos, quienes antes lo llamaban «papá Warren» y ahora deben llamarla «mamá Zoey».

Kelly Allen hasta hace unos meses tenía una familia denominada como «tradicional». Es decir, era ella, su en ese entonces marido Warren y sus dos hijas. Llevaba casada más de una década, cuando empezó a sospechar de quien era su esposo, después de que le ocultara constantemente su teléfono y encontrara un lápiz labial en su auto. Todos los indicios indicaban que le engañaba, y que por lo tanto, lo más probable que esta duradera relación estaba llegando a su fin. Pero el destino era otro.

Polly Thomas

Debido a que cuando enfrentó a su pareja de tantos años, su otra mitad no aguantó más ocultando lo que le tenía escondido. No, no es que hubiera otra mujer esperándolo saliendo de la puerta del hogar. Ni tampoco es que hubiera algún hombre que también sea su pareja a espaldas suyas. Sino que más bien, la pareja con quien tuvo dos hijas, «quería ser una mujer».

Polly Thomas

Esta situación claramente la conmocionó, no la esperaba. Y mientras intentaba asimilarla, Warren le que explicaba que quería someterse a una cirugía de reasignación de género, que era lo que realmente había estado investigando en su teléfono. Quería convertirse en «Zoey». Su pareja de tantos años era en realidad una mujer transgénero. Y como el amor de ella era real, aceptó ser la esposa de Zoey en un matrimonio del mismo sexo.

Polly Thomas

De hecho, en este momento se encuentran planeando tomar sus votos por segunda vez, pero en esta ocasión, las dos vestidas de novias. Zoey, que ahora estudia para ser ingeniera de sonido, estaba asustada por perder a su querida Kelly, a su hijo George, de diez años y a su hija, Molly, de ocho años. Siendo estos últimos los que más rápidos se adaptaron al proceso de transición de género de quien antes llamaban «papá Warren» y que ahora la llaman «mamá Zoey».

«Sé que suena impactante que mi esposo se esté convirtiendo en mi esposa, pero estoy feliz. Hubiera sido mucho peor si hubiera dicho que estaba teniendo una aventura (…) Eso habría destruido a nuestra familia, pero de esta manera todavía podemos estar felices juntos»

– le dijo Kelly al medio The Sun.

Polly Thomas

Zoey había guardado por mucho tiempo su secreto, con miedo a que contarlo significara romper con su familia. Y Kelly reaccionó de manera «sorprendida pero solidaria», y a pesar de ese difícil momento, la relación se vio fortalecida. «Mamá Zoey» en la actualidad es feliz, se está sometiendo a una terapia de reemplazo hormonal y no aguanta para que llegue su nuevo casamiento, en el que irá con un vestido grande y un pequeño velo.

 

Puede interesarte