El amor mueve montañas, traspasa fronteras y en algunos casos permanece intacto incluso después de la muerte

Esta desgarradora historia de amor comienza en la primavera de 2015. Heather y David se conocieron cuando ambos tomaron clases de swing; ¡fue amor a primera vista! Desde el momento en que se conocieron se volvieron completamente inseparables. La vida obra de maneras misteriosas, y el destino tenía una terrible noticia para Heather. Pero al mismo tiempo que esto sucedía, David le tenía una hermosa sorpresa a su amada.

Christina Karas

El 23 de diciembre, 2016 Heather se enteró que tenía cáncer de mama. David tenía planeado proponerle matrimonio a su novia ese mismo día. Incluso luego del diagnóstico, David decidió llevar a cabo todo tal cual como lo tenía planeado: una propuesta de película. Según lo que él cuenta se consiguió «un par de caballos de tiro, un carruaje y dejé todo listo para esa noche. Fuimos de paseo en el carruaje y le propuse bajo la luz de la calle.»  Por supuesto Heather aceptó y decidieron tener la boda el 30 de diciembre de 2017.

Christina Karas

Lamentablemente, las malas noticias no pararon de llegar. Cinco días después de que David le propusiera, los doctores le avisaron a Heather que su cáncer de mama era triple negativo, uno de los tipos de cáncer más agresivos. Les recomendaron adelantar la boda, porque no creían que ella sobreviviría hasta el 30 de diciembre. Hicieron todo lo posible para combatir el cáncer, inclusive intentaron probar con tratamientos naturales: pero nada parecía hacer efecto. El cáncer solo empeoraba y la fecha de matrimonio se acercaba vertiginosamente.

En septiembre de 2017 se enteraron de que el cáncer estaba en su cerebro, Heather terminó en atención de emergencia respirando por un tubo. Los doctores le hicieron saber a la pareja que probablemente ella no sobreviviría más allá de octubre. Pero la mujer quiso luchar y mantenerse con vida para casarse con David y mantener la fecha inicial.

Christina Karas

Un par de semanas antes del 30 de diciembre, en una conversación privada que David tuvo con los doctores, estos le dijeron que si deseaba casarse tenía que hacerlo pronto. El cáncer estaba por terminar con la vidade su prometida. Adelantaron la fecha del casamiento y finalmente contrajeron matrimonio un 22 de diciembre en la capilla del hospital Francis de Hartford, Connecticut. Tan solo 18 horas después, la recién casada falleció.

Christina Karas

David cuenta que «sabía que sería la última vez que estaríamos juntos románticamente, parecía ser el funeral más extraño al que he asistido.» Él se vistió con un terno simple y mandó a hacer una torta para que los recién casados pudiesen cortar. Mientras, Heather usó un vestido color crema, le pintaron las uñas color rojo y utilizó una peluca que imitaba su pelo natural. No le pusieron demasiado maquillaje, lo cual no fue necesario pues ella se veía radiante al escuchar a su futuro esposo.

Christina Karas

Las últimas palabras de Heather fueron sus votos nupciales, falleció al día siguiente de haberse casado. Christina Karas, la dama de honor, fotografió toda la ceremonia y explicó que durante la ceremonia «la estábamos perdiendo mientras todos estábamos ahí parados pensando, tenemos que agarrarnos a esto, porque es lo último que ella está entregando«. Si bien esta experiencia fue extremadamente dolorosa para David, también fue hermoso para él ver la fortaleza de su esposa y tomar de ahí inspiración para su propia vida.

 

Puede interesarte