Por Isidora Fuenzalida
10 noviembre, 2020

Su padre no pudo estudiar pero espera que sus hijos sí lo hagan. Está orgulloso de cada uno de ellos.

K Swati, una joven estudiante de la India, ha logrado entrar al IIT (Instituto Indio de Tecnología) en Patna, una ciudad al noreste en el estado de Bihar, India. La joven ha superado sus expectativas y todos a su alrededor están orgullosos de ella, en especial Ramu, su padre.

Ramu es un taxista en el estado de Andhra. Su vida ha sido dura y el camino que ha hecho hasta ahora no ha sido fácil. Sin embargo, ha logrado salir adelante junto a su familia gracias a su esfuerzo, su trabajo y la dedicación que tiene para lograr las cosas.

EPS

Ramu trabajó como obrero de la construcción y, a pesar de las dificultades y el poco dinero que recibía, nunca comprometió la educación de sus hijos. Él estaba dispuesto a hacer lo que sea posible para que ellos estudiaran. Tiempo después comenzó a conducir un automóvil y finalmente, empezó a trabajar de taxista. Fue en ese preciso momento cuando Swati fue admitida en la clase 6 de la Escuela Secundaria de Chandrampalem Zilla Parishad.

El indudable talento e inteligencia de la joven fue apreciado en ese lugar. K Swati se graduó con honores, con la calificación más alta del salón y el IIT era su objetivo final. Todos la animaron a cumplir sus sueños, incluso el director de la escuela. TSR Prasad, el corresponsal de la escuela, contribuyó con 25.000 rupias (338 dólares aproximadamente) para su educación. Todos querían verla triunfar.

PTI

Ramu, debido a las circunstancias de la vida, no pudo estudiar cuando era joven. Sin embargo, espera que sus hijos sí puedan hacerlo para asegurarles un buen futuro.

“Por lo menos quiero que mis hijos estudien bien”.

–señaló Ramu en una entrevista con The New Indian Express–

La joven estudiante está feliz por su gran logro y espera convertirse en un oficial de la IAS (Servicio Administrativo Indio). Quiere que sus padres se sientan orgullos de ella. Sin duda, ya lo están.

EPS

“Es la única manera en que puedo devolver o expresar mi gratitud a mis padres y también a los profesores, que depositaron una inmensa confianza en mí”.

–señaló K Swati a The New Indian Express

La historia de esta joven de la India es inspiradora. K Swati ha llegado a IIT Patna y ha hecho que sus padres y profesores sientan orgullo de que es la primera de su escuela en hacerlo.

Puede interesarte