Por Alejandro Basulto
31 marzo, 2021

La brasileña Monaliza Ávila, pasó varios años encerrada estudiando en su cuarto, para hacer realidad su sueño de poder ir a la universidad y convertirse en doctora. El apoyo de sus padres fue fundamental.

La vida de Monaliza Ávila significó enfrentar adversidades desde sus primeros años. Ella, una brasileña hija de una trabajadora del aseo y de un conductor de autobuses, tuvo que sortear diferentes obstáculos debido a la carencia de recursos de su familia. Ha tenido que esforzarse más que muchos, para que por ejemplo, en vez de tener que pagarse un buen curso de preuniversitario, conseguirse una beca que le permitiera estudiar en uno.

Perseverancia a la que también siempre le ha sumado el constante apoyo de sus padres, quienes en todo momento le han facilitado lo poco que tienen para que salga adelante.

Monaliza Ávila / Facebook

“Vivía dentro de la habitación estudiando. Me desperté y me fui a dormir estudiando. Mi madre siempre estaba peleando conmigo, diciéndome que saliera un rato de la dormitorio”

Monaliza Ávila a Anglo Pualinia

Durante su niñez y adolescencia, esta joven estudió en una escuela estatal, para luego, en la bachillerato (o secundaria), ser inscrita en un colegio municipal, ahí luchó como pocos para realizar la Prueba de Beca Anglo Paulínia y así obtener una beca para prepararse para el Examen de Ingreso Preuniversitario en el colegio.

Tenía que esforzarse tremendamente si quería llevar a cabo su anhelo de estudiar medicina en una buena universidad.

Monaliza Ávila / Facebook

Finalmente, luego de 4 años preparándose para el examen, y tres de años además de “Turma MED”, donde se encuentran quienes quieren ser médicos, logró tener el resultado que quería en la evaluación para estudiar medicina en Universidad Estatal de Campinas (Unicamp), que es un prestigioso recinto educativo de Brasil. Compitió con éxito contra más de 34 mil estudiantes de todo el país, logrando así, esta joven del estado de São Paulo, convertirse en una estudiante universitaria de medicina.

Monaliza Ávila / Facebook

Sin olvidar, que previo a matricularse en la Unicamp, también fue aprobada en otras universidades estatales y federales de su país, como es el caso de la Universidad Federal de Maranhão, Universidad Federal de Río de Janeiro, Universidad Estatal de Piauí, Universidad Federal de Bahía y de la Universidad de São Paulo.

Monaliza Ávila / Facebook

“Estas aprobaciones a lo largo de los años me han estado animando a no renunciar a mi sueño, pero nunca quise dejar a mis padres y salir de casa, porque fuera de aquí tendría gastos de vivienda y comida que ellos no podrían pagar”

– contó Monaliza

A pesar de su origen humilde, gracias a su esfuerzo y el incondicional apoyo de sus padres, Monaliza Ávila está cumpliendo su sueño.

Logró entrar a una importante universidad de su país para estudiar medicina, la carrera que quería, y ahora solo es cuestión de tiempo y de más demostraciones de perseverancia para que se convierta en una trabajadora de la salud que enorgullezca más aún a su papá y a su mamá.

 

Puede interesarte