“No tenemos palabras para expresar nuestra felicidad. Luchamos mucho y no teníamos mucho dinero, pero aun así ahorramos poco dinero y le enseñamos a nuestra hija Ankita”, dijo Ashok Nagar, padre de esta joven de 29 años de India.

Quienes se encuentran con una mayor cantidad de obstáculos en la vida suelen ser aquellos que se esfuerzan el doble por conquistas sus sueños. Ellos saben que no es sencillo y todo se puede volver más complicado mientras avanza el camino, pero están decididos a no desmayar.

Eso lo sabe muy bien Ankita Nagar, una joven de Indore, Madhya Pradesh, India, quien a pesar de tener un origen humilde, no dejó que nada la alejara de su sueño de convertirse en jueza civil. Aunque en un principio deseaba ser doctora, las circunstancias la hicieron cambiar de opinión.

ANI

“Quería ser médica, pero los estudios médicos cuestan mucho más, así que comencé a prepararme para el examen de jueza civil. Hice la mayoría de mis estudios con una beca del gobierno“, expresó la chica de 29 años de edad, en conversación con ANI.

Ankita viene de una familia de vendedores de verduras, oficio en el que ella misma ha trabajado para apoyar a sus padres, a la vez que estudiaba desde cada durante el punto más crítico de la pandemia de COVID-19.

Familia Nagar

“Tuve mucho tiempo para estudiar durante el encierro. Estudié en línea en YouTube. Aunque recibí una beca del gobierno, hubo problemas financieros. A esos niños que no estudian a pesar del privilegio, me gustaría que se enfocaran en su objetivo“, expresó la joven.

“Hubo una crisis financiera para llenar el formulario durante y después del encierro pero lo logré. Mucha gente dijo, cásate, pero mis padres me pidió que me concentrara en mis estudios”, agregó.

Ahora que se convirtió en jueza civil, su familia no puede estar más orgullosa. “Queríamos darle a nuestra hija una oportunidad justa en la vida. Nos comprometimos mucho en los últimos 6 años por su educación. Estudió sin ningún privilegio y aprobó el examen. Estamos orgullosos de ella. Nadie debería obligar a sus hijas a casarse”, expresó el padre, Ashok Nagar.

Familia Nagar

“No tenemos palabras para expresar nuestra felicidad. Luchamos mucho y no teníamos mucho dinero, pero aun así ahorramos poco dinero y le enseñamos a nuestra hija Ankita”, agregó.

Puede interesarte