Por Felipe Costa
14 abril, 2021

“Hay que intentar ser los compañeros de viaje de quienes se mantuvieron a nuestro lado, ese es nuestro deber como hijos”, dice Abhraneel Malakar, quien capturó la emocionante escena familiar en una fotografía para el recuerdo.

El amor de un hijo a su madre, es un lazo eterno que jamás se rompe por muy difíciles que sean las cosas. Aquella persona que nos trajo al mundo, será, incluso después de fallecer, la mujer más importante de nuestras vidas, es por eso que el deber de cualquier hijo o hija, es devolverle el mismo cariño que se le fue dado, y va más allá de lo material, se trata de estar presente cuando nadie más lo esté.

Apoyo – iStock

Abhraneel Malakar, es un fotógrafo de la India que se ha hecho reconocido por capturar momentos humanos cautivadores y este no es el caso que rompe a la regla. Según el mismo cuenta en su cuenta de Facebook, es alguien que acostumbra levantarse tarde, una vez que todos ya están haciendo sus labores diarias, pero aquella vez que decidió comenzar temprano a trabajar se encontró con una escena que le cautivó el alma.

Bajó hasta la sala de estar y encontró a su padre, un hombre de 65 años, cortándole las uñas del pie a su abuela de 98, lo que no sabía es que este era prácticamente un ritual que hacían todas las mañanas.

Abhraneel Malakar

El conmovedor instante obligó a Malakar a prender su cámara fotográfica que llevaba colgando al cuello y sacar una instantánea que habla mucho por sí sola. El cariño de verdad no se demuestra solo con actos especiales en días especiales, sino en el día a día, al disponer parte de nuestro tiempo para la felicidad de otra persona.

La fotografía que fue subida a sus redes sociales con un filtro monocromático comparte una profunda reflexión del joven fotógrafo y es que en vida “hay que intentar ser los compañeros de viaje de quienes se mantuvieron a nuestro lado, ese es nuestro deber como hijos”.

Apoyo – iStock

Miles de usuarios en internet agradecieron que compartiera aquel momento tan íntimo y admirable y se han encargado de difundir la fotografía más de 1.500 veces. Capturas como estas, nos enseñan que en la simpleza podemos encontrar el verdadero valor de las cosas.

Puede interesarte