Por Alvaro Valenzuela
25 Julio, 2017

“Me da un poco de vergüenza admitir esto, pero creo que en cierto modo engañé a mi esposa hoy…”.

El estado de Facebook de un hombre de “engañando” a su esposa se ha convertido en viral en Internet por todas las razones correctas y ninguna de las que estabas pensando. Jason Hewlett estaba en un supermercado comprando unas cosas cuando en la fila vio a una mujer realmente hermosa y atractiva que le llamó la atención. Por un momento, Hewlett sintió que estaba de alguna forma engañando a su esposa al desear a otra mujer. Pero entonces, se dio cuenta de que el ” bombón ” era en realidad la mujer con la que está casado y nunca lo notó.

Esto fue lo que publicó el hombre:

Me da un poco de vergüenza admitir esto, pero creo que en cierto modo engañé a mi esposa hoy. Para explicar lo que quiero decir , yo estaba en Target comprando un par de cosas de hombres, ya sabes -pinza de cejas, cortaúñas, afeitadora, cera para moldear el bigote, alguna carne seca, sardinas, mezcla de frutos secos, una esponja -y cuando fui a pagar vi a esta mujer en la fila que me noqueó. Yo pensé: “Wow, un tipo con suerte está con ella”, ¡y en una fracción de segundo me di cuenta que era mi esposa! Ya sabes, estaba simplemente fuera de contexto ver a mi esposo en la misma tienda, en la misma fila, viviendo su vida sin saber que podría estar en el mismo lugar y a la misma hora, en coches diferentes. Había una persona entre nosotros, por lo que no me podía ver, traté de captar su atención enviándole mensajes de texto con cosas como, “Hey rica” y “¿Qué estás comprando ahora deliciosa?”. Ninguno le llamó la atención pues estaba buscando un cupón que había llevado para realizar esta compra.

 

Así que me di por vencido en conseguir su atención. Como se pueden imaginar, fácilmente podría haberla humillado saltando hacia ella en la caja registradora como un raptor… en su lugar me quedé atrás y en silencio observado mis sentimientos hacia esta mujer. En primer lugar, yo estaba sorprendido por lo increíblemente hermosa que era, una vez más.Creo que lo veo a menudo, pero hoy en día, sin saber que estaba en la tienda, la vi con nuevos ojos y simplemente no podía creer que tengo la oportunidad de ser su pareja. Me hizo sonrojar -pero nadie podía ver debajo de mi monstruosa y enorme barba de Movember.

 

En segundo lugar, me sorprendió que no me notaba en lo más mínimo. Esto es a la vez una buena y una mala cosa. Bueno en que ella no está mirando a otros hombres. Bueno en que ella no vio al tipo espeluznante con el visón que cubría su rostro mirando por encima de su hombro. Pero tal vez eso es malo, también, ¿qué hubiera pasado si no hubiera sido yo? Tengo que conseguir otra lata de cera por si acaso. Pero también era malo porque me di cuenta de lo cerca que estuve de nunca ganar su amor, en primer lugar, y de los esfuerzos hercúleos que tenía que tuve que hacer hace durante todos esos años para llegar a llamar su atención y que me aceptase ir conmigo a una cita! Por un momento sentí ese dolor familiar de la fatalidad cuando la vi por primera vez y pensé: “eso es imposible”. Pero de alguna manera yo la atrapé a pesar de mis inseguridades, inhabilidades e imperfecciones.

 

En tercer lugar, que estaba en última instancia tan contento de verla con total confianza en este día, como la mujer independiente, capaz, humilde, divertida, dulce, amable, impresionante que ella es. Y entonces ella agarró sus cosas y salió por la puerta. Nunca dije nada, no la intenté saludar, apenas la vi alejarse con admiración, sabiendo que ella era mi esposa y que me encantaba todo lo relacionado con esa mujer. Ella rara vez se conecta a Facebook no creo que no lea este post y ella no va a darse cuenta de que era la engañe de alguna manera. Pero pensé que me gustaría compartir con todos ustedes, ya que soy sólo un chico necio haciendo mi camino por la vida. Al mismo tiempo, estoy seguro de que hay personas que han tenido las mismas experiencias en relación a sus seres queridos en una u otra forma. Y esos momentos son perfectos.

Lección del día: Es bueno mirar a los que amamos con nuevos ojos cada vez que se puede para recordarnos lo afortunados que somos de tener su luz en nuestras vidas.

¡Qué lindo homenaje hacia su esposa! Eso es un hombre enamorado. Ojalá que se mantenga así por mucho tiempo más. 

Te puede interesar