Por Camilo Morales
13 septiembre, 2021

Chantel y Jennifer Vazquez comenzaron a salir luego de que ésta última le revelara a su exposo, Josh, que era lesbiana. Al darse cuenta que su sueño era ser madres recurrieron a él para completar el tratamiento. Ahora son una gran familia.

Cuando las relaciones amorosas se acaban es común que aquellas personas que eran pareja se distancien y prefiera no volver a saber del otro. Sin embargo, también existen las excepciones en donde los quiebres dan paso a una linda relación de amistad.

Eso le ocurrió a Josh Rappahahn con su expareja Jennifer, con quien tienen un hijo en común, llamado Jace. Ambos han tenido una gran relación a tal punto que Josh le cedió su esperma para que pudiera tener una hija con su novia, Chantel Vázquez, según informó People.

Instagram @blendednotbrokenfl

Josh luego de terminar su relación con Jennifer comenzó a salir con Danielle Rappahahn, con quien se casó y tuvieron una hija llamada McKayla. A pesar de que formó otra familia, nunca dejó de hablarse con su exesposa.

Su quiebre sucedió porque Jennifer le reveló que ella era lesbiana, por lo que ya no podía seguir estando con él. Eso no mermó el cariño que se tenían, por lo que se han convertido en una gran familia.

Instagram @blendednotbrokenfl

Con el tiempo, Jennifer conoció a Chantel y se dieron cuenta que su sueño era ser madres. Y para lograr materializar ese deseo la persona más idónea para donar su esperma y realizar una fecundación in vitro era Josh, con quien Jennifer se llevaba muy bien.

De ese tratamiento nació Camila, lo que generó que Jennifer, Chantel, Josh y Danielle se hicieran muy cercanos. De hecho, han hecho viajes a la playa juntos y han celebrado distintos eventos como si fueran una familia.

Instagram @blendednotbrokenfl

Nada en el mundo sería suficiente para agradecer a Josh y Danielle por ayudarnos a darnos esta pequeña vida que apreciaremos todos los días y por completar nuestra familia“, enfatizó Jennifer.

Instagram @blendednotbrokenfl

A pesar de que pueda parecer confuso para los adultos que conocen la historia de esta familia, los niños involucrados, Jace y McKayla, entienden perfectamente la situación y son felices junto a sus padres. “Siento que si les dices lo suficientemente jóvenes y crecen conociendo toda la situación, entonces no es extraño para ellos“, finalizó Jennifer.

Puede interesarte