Por Camilo Morales
16 junio, 2022

Joseph Williams, de 41 años, nació con una extraña condición y fue dado en adopción por sus padres. Luego de años de dificultades conoció a una joven y celebró su boda. “La gente nunca habría esperado que me casara”, comentó.

Cuando los bebés nacen con enfermedades graves, o condiciones extrañas de salud, es normal que sus padres tengan miedo e incertidumbre sobre cómo hacer que sus hijos puedan aceptarse a lo largo de la vida, y desenvolverse de manera tal de no sentir que tienen obstáculos por delante.

Para eso es muy importante el apoyo emocional que ellos pueden entregarle a sus hijos, así como también optar por los tratamientos correctos, tanto a nivel de rehabilitación como psicológico.

Joseph Williams

Joseph Williams, es un hombre de 41 años proveniente de Chicago, Estados Unidos, que tuvo que pasar por una situación así. Cuando era bebé sus padres se sorprendieron porque Joseph había nacido sin mandíbula. 

Esta condición, según información de Unilad UK, le significó un impedimento para aprender a hablar, comer o respirar correctamente.

Joseph Williams

Como se trataba de acciones que son básicas y esenciales para la vida humana, sus padres no sabían cómo su hijo podría sobrevivir y crecer con esta malformación en su anatomía. Sin embargo, contra todos los pronósticos, Joseph creció y salió adelante.

Al principio tuvo que luchar con la discriminación, el acoso escolar y con su autoestima baja, pero con el tiempo no ha dejado que eso le afecte. De hecho, hace poco encontró el amor y ahora se casará con una joven.

Joseph Williams

Nacer sin mandíbula fue un shock para mi madre biológica. Era un gemelo, pero el otro bebé falleció antes de que naciéramos“, contó Joseph.

Cuando era un bebé le hicieron múltiples cirugías para corregir su condición. Le pusieron injertos de hueso y piel, e intentaron reconstruirle la mandíbula, con poco éxito. El cuerpo de Joseph crecía y su cuerpo rechazaba la nueva prótesis.

Joseph Williams

Con el tiempo tuvo que vivir otro dolor: sus padres lo dieron en adopción y se fue con una nueva familia. Ahí tuvo que seguir aguantándo su difícil vida e incluso tuvo que realizarse un tratamiento en el hospital, en donde le pusieron un tubo en la tráquea para ayudarlo a respirar. Además, aprendió lenguaje de señas.

Sin embargo, desde entonces también he encontrado otras formas de ayudarme a comunicarme, como tomar notas y escribir en el teléfono“, agregó.

Joseph Williams

Así conoció a una joven de la que se enamoró perdidamente y con la que se casó en 2020. “La gente nunca habría esperado que me casara. Para ser honesto, tampoco pensé que lo haría. Nacer sin mandíbula me ha dado una perspectiva diferente de la vida y me ha convertido en quien soy hoy“, comentó.

A pesar de los momentos complicados en su vida ahora Joseph se siente genuinamente feliz y con interés de inspirar a otras personas. “Debería ser tratado con respeto, como cualquier persona. Prefiero que la gente se me acerque y me haga preguntas, en lugar de mirarme o señalarme“, cerró.

Puede interesarte