Por Felipe Costa
11 febrero, 2021

Robsom do Santos se encontraba camino al trabajo cuando fue testigo de como un auto se volcó en la carretera hasta caer a una zanja. Se dirigió al lugar del incidente y comenzó a sacar al conductor atrapado en una fosa dentro del vehículo. Luego de salvarle la vida llegó a trabajar pero su jefe lo despidió.

Dicen que convertirse en un héroe puede ser de las sensaciones más gratas que alguien pudiese sentir. Sin embargo, para Robsom dos Santos serlo se transformó en un momento agridulce, cuando luego de literalmente salvarle la vida a una persona que sufrió un accidente de auto, llegó a su puesto de trabajo y le dijeron que estaba despedido por haber llegado tarde, informa Globo.

Robsom do Santos

Robsom tiene 35 años vive en la costa de Sao Paulo, Brasil y camino al trabajo vio el momento exacto en que un auto perdió el control y cayó desde la carretera a una zanja. “Se volteó unas cinco, seis veces, justo en la pista” recuerda el hombre.

Do Santos cambió el rumbo pese a que ya iba algo atrasado al trabajo, pero eso no le importó. Bajó a la zanja, entró al bosque y vio al auto sumergido en el agua y cómo el conductor todavía no salía.

Robsom do Santos

Al acercarse al auto gritó para saber si el conductor lo escuchaba y luego de un largo momento contestó “¡Estoy aquí solo!”. Robsom le pidió que se sacara el cinturón de seguridad para poder comenzar a dar vuelta el auto que estaba con el techo hacia la fosa. Por fortuna otros dos hombres se acercaron al lugar para ayudar en el rescate.

Entre los tres volcaron el auto y el conductor salió prácticamente ileso. Juntos esperaron que llegaran emergencias para trasladarlo al hospital, solo en ese momento, Robsom emprendió rumbo nuevamente a su trabajo, donde lo iba a estar esperando su jefe para despedirlo.

El hombre de 35 años en cierta forma se lo esperaba, anteriormente había tenido un atraso importante y estando bajo período de prueba no podían aceptarle otra falta. Pese a que trató de explicar la situación no le dieron otra oportunidad.

Robsom do Santos

“Hice lo correcto. Estaba en el lugar correcto en el momento correcto, incluso con una hora tardía. Me puse en su lugar”.

–Robsom do Santos a Globo

Siendo padre de dos niños, se imaginó que quizás el conductor de aquel vehículo tendría familia, por lo que no tiene dudas de que lo haría otra vez si fuese necesario. Con esto, Robsom demuestra que los valores van antes de cualquier otra cosa y la vida humana no se puede comparar a un puesto de trabajo.

Puede interesarte