Por Camilo Morales
2 septiembre, 2021

Charles Gachanga se juntó con otros tres amigos en 2013 e iniciaron su proyecto en la capital de Kenia. “No teníanos ni un centavo”, explicó. Ahora los gastos de mantenimiento son financiados por fundaciones y por aportes voluntarios de la comunidad.

En cada uno de los países del mundo existen ciudades que no aprovechan ciertos terrenos, los cuales terminan abandonados y se llenan de basura y desperdicios. Algunos sitios buscan realizar proyectos para transformar esos sitios baldíos, pero muchas veces no tienen éxito debido a la alta burocracia.

En la capital de Nairobi, Kenia, Charles Gachanga se dispuso a cambiar un terreno que estaba abandonado y era usado como vertedero por los más ricos de la ciudad, según información de Reuters.

Baz Ratner/Reuters

Usando sus propias manos, Charles comenzó a trabajar en el lugar, llamado Mustard Seed, en el año 2013 junto a otros tres amigos. Con mucha dedicación y esfuerzo, el hombre de 45 años logró transformar el vertedero en un parque que es utilizado todos los días por niños y familias.

Según explicó, “no teníamos ni un centavo (…) Teníamos esa pasión por ver cómo podíamos transformar nuestro vecindario“. Así, nació un proyecto que influenció a otras personas de la ciudad a recuperar distintos espacios que se convirtieron en parques levantados por los vecinos.

Baz Ratner/Reuters

De hecho, llamaron la atención de distintas fundaciones, entre ellas una llamada Awesome Foundation, quienes les financian los costos de mantenimiento. Los otros gastos son financiados por los mismos vecinos que pagan menos de un dólar de su bolsillo. 

El sitio ha crecido tanto que ahora posee grandes árboles en donde llegan distintas aves silvestres de la zona para poner sus nidos. Eso les ha servido a los niños de las escuelas para que aprendan de aquellas especies.

Baz Ratner/Reuters

Incluso, ha servido como un espacio para realizar proyectos audiovisuales, como videoclips musicales. En el presente es muy cotizado por los artistas de Nairobi, ya que el lugar es muy atractivo estéticamente.

Los vecinos han valorado mucho el espacio que inició construyendo Charles, a tal punto que ya consideran el lugar como parte de la comunidad. Evans Otieno, un vecino del lugar, dijo a Reuters que el poder del parque podía transformar a las nuevas generaciones a mejores rumbos que la delincuencia o los malos pasos.

Baz Ratner/Reuters

La próxima generación está creciendo de manera positiva, sabiendo que la gente merece vivir en un área limpia y verde“, cerró Evans.

Puede interesarte