Por Diego Aspillaga
4 junio, 2020

Este hombre demostró que la pandemia puede ser una oportunidad de demostrar todo el ingenio y el buen humor de la raza humana aún respetando las medidas de cuidado impuestas para no contraer la enfermedad.

El coronavirus ha causado grandes estragos a nivel mundial. Y si bien estos problemas son graves y amenazan con cambiar nuestras vidas para siempre, existen algunos que se han tomado con humor esta pandemia y han demostrado ingeniosas formar de lidiar con ella.

Ejemplos hay varios, desde personas usando macaras de super héroes hasta dueños de mascotas paseando a sus perros con drones para no salir de sus casas, esta crisis sanitaria ha demostrado el lado más creativo de la humanidad.

@SamuelSokol

Así lo demostró el protagonista de este caso, el que decidió salir a las calles de una ciudad europea con una original y llamativa «mascarilla»: un huerto.

Sí, este ingenioso sujeto decidió protegerse del temido coronavirus con una cápsula con plantas naturales, con tierra y todo, lo que sirve como un purificador natural de oxígeno y que además hace que todas las miradas se dirijan hacia él.

@ZatarainG

El hombre, que parece salido de una película de ciencia ficción post apocalíptica, llamó la atención de todos los transeúntes presentes y se volvió viral e in mediato en redes sociales, donde miles de personas disfrutaron de sus medidas de protección y alabaron su ingenio y buen humor.

«Está purificando el aire y evitando contagiarse, un genio», «este hombre está usando el 100% de su cerebro» y «espero que ningún insecto se le pose en la nariz porque no creo que pueda ahuyentarlo», fueron sólo algunos de los comentarios de los más de 69 mil internautas que disfrutaron con la curiosa técnica de protección de este sujeto.

@ZatarainG

Por otra parte, varios comentaristas vieron las similitudes entre el método de protección de este hombre visionario y al que se usó durante la pandemia de la peste negra, cuando los doctores se usaban mascarillas que parecían largos picos de ave y se dice que en la punta colocaban hierbas para purificar el aire. Se trataba de hierbas frescas, lo que proporcionaba oxígeno directamente al ser humano.

Pixabay

Ya sea una idea original o una nueva versión de las máscaras de los doctores de la época de la peste negra, la verdad es queeste hombre demostró que la pandemia puede ser una oportunidad de demostrar todo el ingenio y el buen humor de la raza humana aún respetando las medidas de cuidado impuestas para no contraer la enfermedad.

Necesitamos más personas así.

Puede interesarte