Por Diego Aspillaga
24 junio, 2020

Cuando Shahnawaz Shaikh supo que la esposa de un colega con 6 meses de embarazo murió de coronavirus por falta de atención, no dudó en vender su amado vehículo y usar ese dinero para asegurarse de que nadie vuelva a pasar por eso.

El Ford Endeavour de Shahnawaz Shaikh, de 31 años, era su más preciada posesión. Cuando lo compró en 2011, el residente de Malad (India), gastó más en una matrícula premium – 007 – y un sistema de música personalizado.

Catoq.com

Esta camioneta era el orgullo de Shahnawaz, la luz de sus ojos. Pero apenas supo que habían personas que necesitaban ayuda en medio de la pandemia por coronavirus, el hombre no dudó en dejarla ir para poder tenderle una manos a los más golpeados por la enfermedad.

El 28 de mayo, la hermana de su socio comercial, que tenía seis meses de embarazo, murió de Covid-19 en fuera de un hospital, luego de ser rechazada por otras cinco instituciones médicas.

Al enterarse de que su vida podría haberse salvado si hubiera recibido oxígeno a tiempo, Shaikh decidió vender su SUV, usar el dinero para comprar cilindros de oxígeno y dárselos gratuitamente a otros necesitados.

AP

Desde que comenzó a distribuirlos el 5 de junio, ha dado cilindros de oxígeno a más de 250 familias de pacientes con Covid-19.

“[El esposo de la mujer] la llevó a cinco hospitales, pero ninguno estaba dispuesto a admitirla. Algunos dijeron que no tenían camas vacías para personas con síntomas de Covid-19. Otros no tenían ventiladores”, dijo.

Shahnawaz afirmó que cuando narró el incidente a algunos de sus amigos que son médicos, le dijeron que podría haberse salvado si le hubiera dado oxígeno a tiempo. Esto, dijo, lo hizo resolver encontrar una manera de ayudar a las personas en situaciones similares.

Mumbai Mirror

Comenzó a investigar y pronto se dio cuenta de que había una escasez de cilindros de oxígeno en el mercado. Él dijo: “Un amigo mío me ayudó a contactar a un fabricante directamente. Se emocionaron cuando les dije que quería comprar cilindros y regalarlos gratis. Fueron muy útiles después de eso”.

Para recaudar dinero para los cilindros, Shaikh decidió vender su amado SUV. Una vez que los adquirió, él y sus amigos corrieron la voz, junto con su número de teléfono, en las redes sociales.

“Hay solo dos cosas simples que les pedimos a las personas que llaman para decir que necesitan cilindros de oxígeno: una, la recomendación de un médico y dos, que vengan a recogerla ellos mismos”, dijo.

ciencias.uatunoma.cl

En casos excepcionales, como cuando toda la familia está en cuarentena, un equipo de voluntarios en equipo de protección viaja por la ciudad con cilindros de oxígeno.

Además del vital oxígeno, este joven también provee a los pacientes un curso intensivo en su uso, que compiló con la ayuda del Dr. Sabauddin Shaikh del Hospital Care.“Nos ayudó a hacer un video para demostrar el uso de los cilindros. También ha brindado otro apoyo cuando es necesario”.

Además de esto, Shaikh también aconseja a cada familia que consulte a un médico sobre la presión de oxígeno requerida por el paciente. “No pretendo ofrecer una alternativa a la hospitalización. Todo lo que podemos ayudar es brindar soporte vital a las personas con dificultades respiratorias”, dijo al Mumbai Mirror.

Mumbai Mirror

Cuando se le preguntó si le dolió vender su SUV, la respuesta de Shaikh fue un rotundo, sincero y simple “no”.

“No es difícil renunciar a un automóvil para salvar la vida de alguien”. Incluso si soy bendecido por una sola familia agradecida por este hecho, podré comprar cuatro de esos autos algún día”, concluyó.

Puede interesarte