Por Isidora Fuenzalida
30 diciembre, 2020

“Es un sueño haberlo logrado. Trabajé en una cafetería y también en limpieza en el aeropuerto y al ver los aviones decía que estaría ahí adentro”, confesó Lesly. Trabajó duro, y hoy disfruta los frutos de su esfuerzo.

Lesly Suyapa Sandoval, una mujer de 24 años de Yarumela, La Paz, en Honduras, demostró que con esfuerzo y trabajo, todos los sueños se pueden hacer realidad.

Desde pequeña siempre quiso ser piloto de avión, pero por el dinero que tendría que invertir en ello, nunca lo vio como opción. Sin embargo, tras años de trabajo y esfuerzo, logró su sueño de formar parte de una aerolínea.

Tu Nota

Lesly se graduó de maestra en educación primaria en la Escuela Normal Mixta Guillermo Suazo Córdoba en el año 2013 y luego, en 2014, se fue a vivir a España para estudiar. Una vez instalada allí, la falta de dinero provocó que buscara la forma de ganar dinero cuidando personas.

“Estudié en la escuela de aeronáutica central en Barcelona, es un sueño haberlo logrado. Trabajé en una cafetería y también en limpieza en el aeropuerto y al ver los aviones decía que estaría ahí adentro”.

–señaló la mujer hondureña a Tu Nota–

Tu Nota

Con el tiempo, Lesly tenía otros sueños en mente. Quería ser azafata de vuelo. Trabajó y se esforzó para juntar el dinero y poder pagar el curso. Su perseverancia y disciplina dieron frutos.

“Estoy feliz por lograr mis sueños, por haberlos alcanzado”.

–sostuvo Lesly Sandoval–

Tu Nota

Finalmente, Lesly pasó de ser una aseadora de un aeropuerto en Barcelona y mirar los aviones desde lejos, a ser una azafata de vuelo y conocerlos por dentro. Su sacrificio y horas intensas de trabajo, valieron la pena.

Tu Nota

Ahora, la mujer hondureña le pide a los jóvenes del mundo que luchen por sus sueños y nunca bajen los brazos. Todo es posible con esfuerzo y dedicación. Felicidades Lesly, eres una muestra de que tras perserverar, se pueden alcanzar las metas.

Puede interesarte