Por Luis Lizama
30 enero, 2020

Su hijo de 3 años murió en un accidente de tránsito, producto de un bache en la carretera. De eso ya pasaron 6 años y, para evitar que otras personas pasen por lo mismo, ha decidido repararlos con sus propias manos. Es una especie de homenaje a su pequeño.

A veces la vida nos golpea duro. De un momento a otro nos vemos envueltos en una situación dramática, terrible e insostenible. Probablemente eso sienta alguien que pierde a un hijo, dicen que es como perder una parte del cuerpo, peor incluso. Un sentimiento que jamás se va, se debe aprender a vivir con él.

Wadhwa es oriundo de India y lamentablemente tuvo que vivir la muerte de su hijo de 3 años. Es ingeniero y, la pérdida lo remeció tanto, que se ha propuesto reparar baches para evitar accidentes como el que le arrebató a su pequeño. 

SHASHANK BENGALI

Y claro, con justa razón está molesto por el fracaso de las autoridades en la reparación de las calles. Es ingeniero en telecomunicaciones, pero decidió aprender en YouTube. Junto a sus amigos, toma las bolsas de betún mezclado, las herramientas y parte a reparar.

Trabaja junto a dos equipos “Pothole Warrriors” (Guerreros de los baches) y Pothole Raja, quienes se suman a esta noble labor., además de hacer campañas para concientizar y ayudar.

TOI

“Elegimos el domingo para llenar los baches con la esperanza de que esto despertará a las agencias gubernamentales. Si algunos de nosotros podemos llenar los baches, ¿por qué las agencias gubernamentales y los contratistas no pueden hacer esta pequeña cosa a pesar de tener todos los recursos a su disposición”.

Comentó Wadhwa a TOI.

Pero todo esto no deja de ser triste para el hombre. Ha dicho que, de no haber habido baches en la carretera Delhi-Agra, ese fatídico 10 de febrero de 2014, su hijo Pavitra estaría vivo. Una triste confesión. 

“Habría pasado nueve años ahora. La negligencia de las agencias arruinó nuestra felicidad para siempre. No quiero que nadie más pase por este dolor de perder a un miembro de la familia. Ahora, es una misión de la vida y no me desanimo, incluso si no obtengo un apoyo muy alentador de los demás”.

Explico a TOI.

AFP

Con el corazón apretado, el protagonista de esta historia relató el triste hecho que lo marcó para siempre. Pavitra, su hijo, iba sentado entre su esposa y él.

De un momento a otro apareció un charco gigante en la carretera, por lo que tuvo que aplicar frenos de emergencia. Perdió el equilibrio. Fue un accidente terrible.

Wadhwa quiere evitar que los demás pasen por esto. Es un dolor que nadie debería sentir.

Puede interesarte