Por Catalina Yob
2 agosto, 2017

«Mi publicación se volvió viral y me siento demasiado feliz que esté generando un impacto positivo en todos».

La presencia de los bebés siempre logra alterar a más de una persona, sobre todo si se trata del interior de un avión, en donde la tripulación suele dormir y así acortar los tiempos del viaje. El llanto de un bebé suele representar un verdadero caos, aún más cuando éste se genera al interior de una aeronave, en donde el movimiento y los ruidos son constantes, lo que hace que éste sea más difícil de silenciar.

Esto bien lo sabe Kesha Shonet, madre de dos hijos, quien recientemente decidió tomar unas pequeñas vacaciones para alejarse de la rutina y de las incesantes tareas con las que debe lidiar a diario. A pesar de que esta fotógrafa oriunda de Georgia, Estados Unidos emprendió un viaje sola, ella terminó con un menor sobre sus piernas, situación que compartió posteriormente en su cuenta de Facebook. 

Posted by Kesha Bernard on Wednesday, April 5, 2017

Posted by Kesha Bernard on Wednesday, June 21, 2017

Cuando el avión estaba pronto a despegar, Shonet escuchó el incesante llanto de un niño, el cual estaba desatando la furia entre los tripulantes del vuelo. En un par de segundos, un llanto diferente remece a los pasajeros, quienes comienzan a mirar con desprecio a la madre que yacía sentada junto a sus dos pequeños hijos.

Como madre, Kesha no pudo ignorar esta situación que estaba alterando el ambiente al interior del avión y tenía envuelta a aquella madre en una situación estresante. Fue allí cuando ella se levantó de su asiento y le ofreció ayuda. A pesar de que estaba presupuestado que su viaje estuviera exento de niños, Kesha establece que cualquier ser humano debería ser capaz de ofrecerle ayuda a alguien que la necesita.

«Aquí estoy en una vacaciones sin mis hijos (a quienes amo hasta la muerte pero a veces simplemente necesitas un descanso de ellos), sin embargo estoy viajando con un menor en mi regazo. ¿Por qué? porque soy un ser humano decente».

«¿Mi punto? sé amable y considerado. Si alguien necesita ayuda, ayúdalo por el amor de Dios. Quejarse no produce nada excepto hacer que aquella persona que necesita ayuda se sienta peor (las palabras hieren). ¿Cómo podemos ignorar a alguien que está estresado atrás mío? Por favor sean amables». 

Here I am on vacation away from my kids (who I absolutely love to death but sometimes you need a break from toddlers)…

Posted by Kesha Bernard on Saturday, July 29, 2017

La sinceridad con la que esta inspiradora mujer relató la historia que ocurrió al interior del avión, provocó que miles de personas aplaudieran su desinteresado y amable gesto hacia alguien que realmente necesitaba ayuda. Hasta la fecha, su historia ha sido compartida por más de 100.000 personas, quienes instan a sus cercanos a seguir los pasos de Kesha Shonet. 

Puede interesarte