Por Simona Villela
28 noviembre, 2017

Su madre tuvo que advertirle a la escuela.

Marcia y Millie Biggs, de 11 años, se veían idénticas cuando nacieron en julio del 2006. Pero como todas las hermanas, algo las distinguía. A medida que crecían, su madre notó que la piel de Millie era cada vez más oscura, mientras que a Marcia sus ojos se la habían puesto azules y le estaba creciendo cabello rubio.

Su madre, Amanda, tuvo que advertirle a la escuela King Solomon en Aston, Birmingham, Inglaterra de la situación. Les afirmó que sí son gemelas, para evitar cualquier tipo de problema o molestias por parte de otros niños.

SWNS
SWNS

Marcia heredó la tez de su madre mientras que Millie la de su padre, Michael, de origen jamaicano.

Amanda aseguró al Daily Mail que constantemente los detienen en la calle para comentarles lo curiosa que les parece su situación.

Las dos niñas solían atender otra escuela donde los maestros no les creían que eran parientes. “Incluso cuando estaban en primaria, la gente se confundía. Las iba a recoger a la escuela y otros padre me decían ‘¿son tus hijas?’. Cuando les decía que con gemelas, siempre se sorprendían. Y muchos miraban varias veces“.

SWNS
SWNS

“Puede ser algo irritante a veces, cuando te detiene en la calle, pero siempre recuerdo lo hermosas que son y la suerte que tengo de tenerlas, y entonces se me pasa”.

Su madre asegura que aunque no se parezcan físicamente, son muy similares en su personalidad. Hacen todo juntas y les encanta grabarse bailando. Ambas son muy positivas y extrovertidas, por lo que se han adaptado muy bien a la escuela a pesar de las ocasionales miradas extrañadas de la gente.

SWNS

“Nunca nos ha preocupado, sólo las aceptamos. Si bien su color de piel es distinto, sus rasgos son muy similares”.

Puede interesarte