Por Constanza Suárez
1 julio, 2019

“Mamá, sí quiero trabajar y aportar en la casa”, dice Raymundo entre lágrimas de felicidad al enterarse que fue contratado en Cinépolis.

Raymundo Rivera Garza, es un joven de 18 años con discapacidades intelectuales que acaba de conmover a las redes sociales tras cumplir uno de sus sueños: trabajar. Su madre, Karina, quiso compartir el momento en que fue contratado en Facebook.

En el video se ve al chico contando que Cinépolis le acaba de dar una oportunidad laboral, tras tener una buena entrevista. “Estoy muy emocionado”, dice entre risas nerviosas. Luego afloran sus emociones y dice: “Mamá, si quiero trabajar y aportar en la casa”. No pudo aguantar las lágrimas de felicidad. 

Raymundo se graduó del Programa de Inclusión Social y Educativa (PISYE) de la Universidad de Monterrey (UDEM).

Facebook/Karina Garza

Mira el video:

Junto a las imágenes, Karina Garza escribió: “Estas son palabras que nacen del corazón. De la emoción del primer empleo, y del primer empleo de un joven con capacidades diferentes. Este es mi hijo Raymundo!!”. 

Luego agradeció a quienes lo apoyaron de “todas partes del mundo” y que les abrieron puertas “inimaginables”. Y claro, también a Cinépolis.  Catalogó ese día como uno de los más “maravillosos” y “emocionantes” de su vida. 

Facebook/Karina Garza

Luego dijo: “Amigos empresarios y reclutadores, quiero que sepan que SUS DECISIONES CAMBIAN VIDAS! Para muchos puede que sea una vacante más cubierta, pero del lado de la familia, están cambiando el futuro y la vida de un ser humano, dándole esperanza a la gente que tiene el anhelo de ser productivo, de aportar a su hogar y de ser mejor”. 

En una publicación anterior en Linkedin, Karina comentó que el sueño de Raymundo era precisamente trabajar en esta cadena de cines. Además pidió una oportunidad para su hijo. 

Facebook/Karina Garza

Mi sueño, no es que mi hijo acabe una carrera universitaria y tenga postgrados, que emprenda, o que me haga abuela. Mi objetivo, es que mi hijo sea autosuficiente. Que se valga por sí mismo económica y funcionalmente. Este es el verdadero reto de los padres con un hijo con discapacidad«, escribió.

Puede interesarte