Por Valentina Miranda
14 septiembre, 2021

Miguel es un chico de 16 años con cuidados paliativos y aficionado del equipo español Real Betis. Gracias a la Fundación Ambulancia del Deseo, asistió al estadio en camilla para ver triunfar a su favorito del fútbol.

El fútbol es uno de los deportes más famosos del mundo, quizás sea el más, como también uno de los más consumidos y vistos del planeta. Para muchas personas es más que eso, es una pasión a la que dedican su vida y alma por ser hinchas de un equipo en particular o por la cultura de este juego en sí.

También es seguido que este crea historias conmovedoras por lo general. Miguel es el nombre de un aficionado del Real Betis, equipo español, que se encuentra en una situación de cuidados paliativos. Es un joven de 16 años que pudo ver a su favorito en el Nuevo Estadio Los Cármenes, según informó el medio El Desmarque.

Crédito: Fundación Ambulancia del Deseo

De acuedo a El Desmarque, Miguel sufre de una dura enfermedad, pero asistir a este evento le dio una alegría tremenda porque el Real Betis salió victorioso ese día, es decir que fue para verlos triunfar.

El responsable para hacer esto posible fue la Fundación Ambulancia del Deseo, una organización que le brinda momentos felices a personas que pasan por momentos muy difíciles como Miguel. “Cumplimos deseos de pacientes con una enfermedad avanzada o problemas de movilidad, con una ambulancia y profesionales sanitarios”, dijeron desde la fundación a El Desmarque.

Crédito: Fundación Ambulancia del Deseo

El joven presenció esto desde la grada y en una camilla, pero no le impidió disfrutar el panorama.

A Miguel le habría bastado esto para ser feliz, pero no se podía quedar así. El jugador Joaquín le regaló una camiseta firmada por todos los futbolistas del Real Betis y conversó con él. “Le pedí que me dedicase tres goles. Hace días me mandó un vídeo y me decía que a ver si nos veíamos. Pero como no fuese en mi casa… No lo esperaba”, dijo Miguel a El Desmarque. Victor y Paqui son los padres del muchacho, lo acompañaron esa noche y se emocionaron mucho también. “No sabía dónde iba, aunque algo sí me olía. Me emociona mucho. Me volví loco al ver el letrero de Los Cármenes”, dijeron los padres a El Desmarque.

Crédito: Fundación Ambulancia del Deseo

Una alegría que Miguel no olvidará nunca.

Puede interesarte