Por Cristofer García
22 junio, 2022

“Recuerdo que tenía unos 11 o 12 años y ya lo pensaba, pero no sabía lo que realmente significaba ser gay. No tenía acceso a nada. No tenía internet, no había una comunidad gay en mi ciudad y no estaba expuesto a nada. No comprendía lo que estaba pasando conmigo”, relató Nas Mohamed.

Se aproxima la Copa Mundial de Fútbol que se celebrará en Qatar y son muchos los cuestionamientos que han surgido en contra de este país árabe por sus duras medidas conservadoras. Una de ellas es la abierta homosexualidad de las personas, la cual puede costar incluso la muerte.

Es por ello que en las semanas recientes han sido conocidas también las historias de quienes provienen de este país y lo que han tenido que sufrir. Así es el caso de Nas Mohamed, un catarí que tuvo que mantener en secreto su orientación sexual para no recibir los duros castigos que caen sobre las personas homosexuales.

Nas Mohamed

“Recuerdo que tenía unos 11 o 12 años y ya lo pensaba, pero no sabía lo que realmente significaba ser gay. No tenía acceso a nada. No tenía internet, no había una comunidad gay en mi ciudad y no estaba expuesto a nada. No comprendía lo que estaba pasando conmigo“, contó Mohamed, de 35 años, en conversación con BBC Mundo.

Por todo el contexto que lo rodeaba, prefirió reprimir su inclinación sexual y dedicarse a los estudios, pero en algún momento sus cuestionamientos saldrían nuevamente a la luz. Esto se volvió una bomba de tiempo para él, debido a que en su país es común casarse a edad temprana y su familia lo presionaba para ello.

Nas Mohamed

“A muchos de nosotros nos empujan a casarnos muy jóvenes, a veces antes de los 20 años. Para mí, lo más difícil fue tratar de resistir a la presión a mi alrededor para que me casara. Tenía que dar una buena razón para no querer casarme, para que no sospecharan”, relató.

Fue a los 22 años de edad que finalmente pudo confesar su verdadero sentimiento durante un viaje a Las Vegas, cuando fue a una discoteca LGBTIQ+. “Comprendí que no tenía ningún tipo de tendencia ni deseo por tener sexo heterosexual. Estaba en shock. Luego empecé a leer y aprender más sobre mí y sobre lo que implicaba ser homosexual”, detalló.

Pero, a pesar de haberse sentido libre por primera vez en su vida, cuando regresó a Qatar tuvo que reprimir nuevamente su homosexualidad. “Vivía con un miedo constante. Pensé que me matarían si alguien se enteraba de que soy gay, si se sabía públicamente. Los asesinatos de honor son muy tribales en Qatar. Algunas familias lo hacen, otras no, y el gobierno trata de no intervenir”, comentó.

Nas Mohamed

Después de terminar sus estudios en Estados Unidos, decidió pedir asilo en California debido a que temía regresar a su país donde podría sufrir graves consecuencias por ser gay. Antes de ello se comunicó con sus padres.

“Les confesé que era gay y que no me sentía seguro en casa, que no creía que pudiera volver. Tuvimos una gran pelea y luego hablamos un par de veces más, pero nunca terminó bien”, explica Nas.

Nas Mohamed

“Por tradición y vergüenza, me imagino que se habrán inventado una historia para nuestra familia extendida. No sé qué les habrán contado, pero supongo que ahora ya todos saben la verdadera razón de por qué me fui, gracias a mis entrevistas“, dijo.

Es por todo esto que organizaciones como Federación Europea del Deporte Gay y Lésbico, han pedido garantías al país árabe para que se respete la integridad de las personas LGTBIQ+ durante la realización de la Copa del Mundo.

Puede interesarte